jueves, 8 de enero de 2009

Cómo mantener el bronceado perfecto durante la temporada de playa



Ahora que comenzó la temporada playera seguramente lo primero que quieres hacer es broncearte un poco, ya que en estos meses que te has quedado en tu casa estudiando para tus exámenes finales o has tenido cosas que hacer, no has podido coger un poco de sol.
A continuación
te presentaremos
consejitos:
1.- Nunca te olvides: antes de empezar a quemarte debes siempre usar un protector o bronceador que tenga una protección de radiación ultravioleta (UV).
2.- Nunca uses productos como cervezas o bebidas gaseoasas para quemar tu piel, porque eso no tiene protección y es pésimo para tu salud.
3.- Es muy importante que te hidrates bastante, especialmente que tomes agua y no colas o jugos, mientras te bronceas.
4.- También te aconsejamos que no estés mucho tiempo asolándote porque los rayos del sol son dañinos y pueden causar efectos secundarios, como insolación o problemas a largo plazo. Con 20 minutos por día está bien.
5.- También es importante que hayas comido bien porque como el sol suele debilitarte; puedes sentirte mareado o mal en general sino tienes una buena alimentación.
6.- Cuando te metas en el mar o en alguna piscina, recuerda al salir volverte a colocar el bronceador o protector usado anteriormente, por lo que no se debe confiar en la etiqueta que dice a prueba de agua.
7.- Si se te pasó la mano quemándote y estás muy rojo/a y te duele, usa cremas que tengan aloe vera para aliviar un poco el ardor.
8.- Es importante y sobretodo muy necesario que después de que te bañes, apliques crema humectante sobre la piel que estuvo expuesta al sol, pues éste reseca la piel, sobre todo si eres de piel seca.
9.- Nunca te quedes dormido mientras te bronceas, corres el riesgo de quemarte demasiado y luego sufrirás las terribles consecuencias.
10.- Trata de evitar usar fragancias o perfume antes de ir a la playa y no toques nada que tenga limón porque con el sol podría mancharse tu piel.
11.- Usa gorra, sombrero o algo para proteger tu cara y sobre todo tus ojos.


Fuente:

La Calle de Guayaquil

9 de Enero de 2008



No olvides visitar