domingo, 25 de enero de 2009

Combate el estrés


La doctora Ana Laura Ornelas Bolado reveló en León los secretos de la receta antiestrés.
Según la especialista, el estrés no es una enfermedad, sino una respuesta a estímulos ambientales que puede incluso llegar a salvar la vida.
Sin embargo, cuando los eventos externos causan dolor y preocupaciones recurrentes, pueden derivar en distrés o estrés negativo que desencadena enfermedades psicosomáticas.
Entre las enfermedades causadas por el distrés se encuentran las cardiovasculares como migrañas, hipertensión, arritmias cardiacas y taquicardia. También algunos desórdenes gastrointestinales como úlceras, gastritis, síndrome de colon irritable y colitis ulcerosa. Además de las respiratorias como asma e hiperventilación y desórdenes del sistema inmunológico como cáncer, lupus y artritis reumatoide, entre otras.
Para manejar el estrés, la mejor receta consta de cuatro ingredientes: Técnicas de relajación, una sana nutrición, ejercicio y desarrollo de la espiritualidad.
La doctora en Psicología Clínica les enseñó cómo controlar el estrés a las alumnas del Diplomado en Desarrollo Humano de la Escuela Superior de Administración de Instituciones (ESDAI) de la Universidad Panamericana.
Las esposas de los directores del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), aprendieron a utilizar la respiración como su aliada para relajarse.
La respiración controlada tiene como objetivo reducir la activación fisiológica.
Consiste en hacer una inspiración lenta y profunda por la nariz durante 5 segundos, retener el aire durante 5-7 segundos y espirar lentamente por la nariz o por la boca durante 10 segundos y concentrarse en las sensaciones de relajación que se produce al exhalar.
Para controlar los pensamientos en momentos de tensión o sufrimiento, la doctora les aconsejó recurrir a técnicas de autocontrol emocional.
Algunas de las ideas irracionales o pensamientos distorsionados sobre el distrés son: la falta de autovaloración, falta de aceptación del cuerpo, dependencia psicológica, vivir en el pasado o en el futuro, necesidad de aprobación, perfeccionismo, culpabilidad, preocupación, depresión, prejuicios e ira.
Cada participante logró identificar las ideas negativas a las que más recurre y que le provocan distrés, para en un futuro poder detenerlas y sustituirlas con pensamientos positivos.
Otra técnica se basa en la relajación muscular que consiste en sentarse en una posición cómoda y durante algunos minutos relajar todos los músculos del cuerpo e imaginarse en algún lugar despreocupado o con alguien que cause mucha ternura como un hijo o nieto.
Si a estas técnicas de relajación se les suma una dieta balanceada, ejercicio al menos unas tres veces por semana y una vida espiritual que vaya más allá de la religión, la persona podrá lograr el control del estrés y con ello mayor equilibrio y una mejor calidad de vida.


Fuente:

Am.com.mx

25 de Enero de 2009



No olvides visitar