jueves, 28 de mayo de 2009

¡Sigue los consejos de los maquilladores de las famosas!



Son los grandes conocedores de los misterios del maquillaje. Destacados gurús te cuentan de forma sencilla cómo debes aplicar los productos básicos.
¿Problemas con el labial? Dick Page, maquillador de Shiseido, que trabaja con celebrities como Julianne Moore y Catherine Zeta-Jones, nos explica cómo sacarle el mejor partido al blush. 'El colorete es al cutis, lo que las vitaminas a tu salud: la manera más fácil de que te veas y sientas bien. Toda una inyección de vitalidad pero, como las vitaminas, tienes que encontrar la cantidad justa', comenta el maquillador británico que firma habitualmente los maquillajes de los desfiles de Marc Jacobs.
Cómo elegir el tono
Elige el color que esté más cerca del tono que adquiere tu piel tras hacer ejercicio. Por regla general, las pieles más claras optarán por un rosado, mientras que las pieles más oscuras, en las que el rubor natural no es tan obvio, pueden optar por dorados o cobrizos.
Respecto a la textura
Es cuestión de gustos. Pero si se utilizan polvos, habitualmente, habrá que usarlos primero para que el 'blush' se difumine perfectamente sobre ellos. Las fórmulas en crema crean un acabado final muy natural.
Hay que intentar difuminarlas al máximo sobre las mejillas. Los dorados suaves pueden usarse también para resaltar la esquina interna de los ojos.
Respecto a la aplicación… ¡sonríe! El maquillador recomienda aplicar el polvo en la parte alta del hueso de la mejilla (aparece justo cuando se sonríe), y difuminar el tono hacia fuera en dirección a la línea de nacimiento del pelo. Se finaliza dando un toque sobre el puente de la nariz.
Base de maquillaje
El maquillador James Kaliardos, de L’Oréal Paris, que ha trabajado con Madonna o Claudia Schiffer recomienda maquillarse el rostro siempre al lado de una ventana, 'porque puedes estar maquillando más una zona que otra'.
Para el maquillador, uno de los errores más comunes que cometen las mujeres es 'utilizar demasiada cantidad de fondo de maquillaje creando así un efecto máscara nada favorecedor. Durante el día debemos optar por un look natural, cuidado y favorecedor, pero la sofisticación, los brillos y reflejos, debemos dejarlos siempre para por la noche', afirma Kaliardos.
¿Cómo debe aplicarse el fond de teint?
Hay que empezar donde más se necesita, en la mayoría de los casos, debajo de los ojos, alrededor de la nariz y la barbilla, y en donde la pigmentación no es homogénea. Por ejemplo, quizás no hará falta en los pómulos, las sienes o en la punta de la nariz.
Para Lewis Amarante, maquillador oficial de Max Factor, 'el fondo de maquillaje es indispensable para conseguir un acabado perfecto. No sólo proporciona a la piel un tono uniforme, sino que alarga la fijación y durabilidad de sombras, coloretes y barras de labios'.
Si utilizas maquillajes compactos o en barra, la forma más cómoda de aplicarlos es, según el maquillador, con la ayuda de una esponjilla. 'Al hacerlo debemos intentar no arrastrar para no dejar marcas y conseguir un efecto más uniforme. Basta con dar pequeños toques para que así el producto se fije bien', añade Lewis.
Para los fondos fluidos, él recomienda aplicarlos con los dedos o con la ayuda de un pincel. Siempre desde el centro del rostro hacía el exterior.

Nunca aplicar el fondo desde la parte exterior del rostro hacía el centro, ya que pueden quedar cortes alrededor de la línea de nacimiento del pelo.
Aplicar siempre pequeñas cantidades de producto hasta conseguir el efecto deseado. Si lo hacemos a la inversa y nos excedemos con la cantidad es difícil de corregir.
Para potenciar la durabilidad del fondo o base de maquillaje, existen dos trucos que son ya clásicos: Uno, es rociar el rostro con agua termal una vez acabado el maquillaje y el otro es pasar un cubito de hielo por el rostro ya maquillado. Ambas soluciones hacen que el poro se cierre y el maquillaje se fije por más tiempo.
Sombras, eyeliner y máscara de pestañas
A la hora de elegir las sombras de ojos, la maquilladora Bobbi Brown tiene una regla básica. 'Hay que elegir colores complementarios en tres intensidades distintas: los claros (para resaltar); los tonos medios (para el párpado móvil) y los oscuros para perfilar la línea de nacimiento de las pestañas', dice Bobbi.
Algunos de los errores más comunes es combinar tu sombra con el color de tus ojos. Craso error, sobre todo si los tienes azules o verdes. 'Los azules se ven genial si se destacan usando un eyeliner en azul marino pero desaparecen en el momento que aplicas una sombra azul. Por regla general, los tonos neutros que contrastan con el color de los ojos son los que mejor funcionan', concluye Brown.
El eyeliner líquido es un arma de doble filo. 'No dibujes rabillo, porque está pasado de moda y endurece mucho la mirada', señala Bobbi. Opta por una sombra marrón que se salga ligeramente del rabillo del ojo, porque resulta mucho más suave.
Si quieres dar espesor a las pestañas, pero evitando los engorrosos grumos, aplica varias capas muy ligeras de máscaras. Si aun así se apelmazan elimina el exceso de producto del cepillo con un 'tissue'. Si te gusta el efecto del 'eyeliner', al aplicarlo mantén el codo apoyado y traza la línea de dentro hacia fuera. ¿Poca maña? Traza primero la raya con un lápiz, para así mostrar el camino.


Fuente:

Terra.com

28/05/09



No olvides visitar