jueves, 19 de noviembre de 2009

El arte de borrar las arrugas con las yemas de los dedos


***Bastan cinco minutos, mientras te aplicas tu crema de noche, para ayudar a relajar los músculos, alisar las arruguitas y estimular los tejidos del rostro
。Quién no conoce los beneficios del masaje sobre el cuerpo y la mente! Y es que la manipulación de la piel y de los músculos contribuye a mejorar el estado corporal y anímico, potenciando la tonicidad y belleza del cuerpo. Un hecho que no sólo se percibe de cuello para abajo, sino también en el rostro. Las contracciones permanentes que se pueden llegar a producir en la cara favorecen el desarrollo de surcos y arrugas profundas, como sucede en el caso del rictus del arco nasogeniano (el que va de las aletas de la nariz a la comisura de la boca) o el del entrecejo.
Estudios llevados a cabo por especialistas en dermatología confirman que un masaje facial que favorezca la relajación muscular contribuye a:
estimular la producción de fibroblastos y reorganizar las fibras de colágeno, lo que proporciona firmeza
mejorar la microcirculación cutánea, y con ello, unificar el tono de la tez
potenciar la actividad metabólica, lo que se traduce en una tonificación del tejido.
Ni tienes que dedicarle mucho tiempo ni es necesario que solamente lo hagas cuando vas a realizarte una limpieza de cutis. Lo puedes hacer tú misma en tu propia casa; bastan cinco minutos, preferentemente por la noche, antes de acostarte, mientras te aplicas la crema de noche para conseguir relajar los músculos, alisar las arruguitas y estimular los tejidos. El masaje gira en torno a tres gestos básicos, lo que unido a la acción de los productos cosméticos puede hacer auténticas maravillas en la piel, 。toma nota!
Para borrar los signos de tensión se recomiendan pellizcos profundos y repetidos siguiendo primero la línea de las cejas (siempre de dentro hacia fuera), y después, el borde del labio superior, desde el arco de Cupido hacia las comisuras de la boca.
Las arrugas se alisan con pellizcos pequeños, suaves, superficiales y continuados, en perpendicular a las arrugas de la frente, las patas de gallo y los surcos nasogenianos.
Para redibujar el contorno del rostro, se estimulan los tejidos profundos mediante pellizcos tónicos, amplios y rápidos, en la parte superior de las mejillas y en las mandíbulas, redibujando el óvalo facial. Esto favorece la oxigenación de los tejidos y activa la producción de fibras de colágeno.
Importante utilizar una crema hidratanteEl automasaje facial es muy sencillo de hacer y gracias a él descongestionarás la cara del estrés y las posturas forzadas que hayas podido adoptar a lo largo del día.
Para ello, solamente necesitas crema hidratante, que mejorará los resultados y una cinta para recogerte el pelo y que no te moleste.
Este automasaje también incluye la zona del cuello y del escote.
En la cara, masajearemos la boca, las mejillas, los ojos, la nariz, la frente y las orejas.
Comenzaremos por el cuello y el escote, subiremos a la barbilla y los labios, después las mejillas, los ojos, la nariz y la frente. Para terminar, las orejas, una zona que aprovecharás para hidratarla.
Prevencion
Estos pequeños ejercicios diarios nos ayudaran a atenuar pequeñas arrugas o prevenir su aparición
Para prevenir arrugas en la frente
Sostener la sien derecha con su mano derecha y proceda a deslizar suavemente sobre la frente los dedos y la palma de su otra mano en sentido horizontal, hasta llegar a la sien izquierda. Repetir el ejercicio a la inversa
Para la flacidez
En todo el rostro ejecute un tecleo con las yemas de los dedos con ambas manos a la vez. Luego proceda con pequeños pellizcos, y para terminar realice un masaje de relajación desde el mentón pasando por las sienes, hasta llegar a la frente y luego descender al mentón otra vez
Especial atención
No sólo el cuerpo requiere de atención para sentirse saludable sino, también, el rostro y el cuello precisan cuidados especiales. El automasaje facial es una herramienta eficaz que puede utilizarse a fin de regular la circulación de la sangre, tonificar los músculos, favorecer las terminales nerviosas de la cabeza, liberar la tensión de la zona y proporcionar relajación.
Otros de los beneficios generales del automasaje facial son:
Estimular los músculos de la cara.
Prevenir la flacidez de los tejidos.
En algunos casos, ayudar a combatir el dolor de cabeza.


Fuente:

Nueva Prensa de Guayana

19/11/09



No olvides visitar