lunes, 23 de noviembre de 2009

Relaja tu rostro


La belleza de tu piel es capaz de irradiar armonía, tranquilidad y paz, pero cuando estás sometida a estrictos niveles de estrés, el cansancio puede originar la aparición de manchas, imperfecciones y lesiones severas que pueden quitarle la naturalidad a tu rostro.Espejo del alma
Tu cara es la mejor carta de presentación que tienes, a través de tus expresiones se perciben emociones agradables, pero si te sientes triste esto puede reflejarse en manchas o imperfecciones en la piel.
Para contrarrestar los efectos del cansancio o las tensiones, que implican preocupación y nerviosismo, procura relajar tu rostro y llevar a cabo rituales para estimular los músculos faciales para mantener saludable tu piel.
Paz para tu rostro
Las líneas de la frente y el contorno de la boca se tensan cuando las preocupaciones y el estrés agobian tu mente y se manifiestan en el exterior.
No dejes que esto ocurra y cada noche relaja los músculos faciales con estas técnicas:
1. Para empezar con la relajación de los músculos faciales, da pequeños golpecitos con tus manos por todo el rostro.
2. A continuación, date pequeños pellizcos por toda la cara y termina con un movimiento de relajación circular desde la barbilla a la frente, pasando por las sienes y bajando hasta la base del cuello.
3. Para la frente, coloca dos dedos de forma perpendicular y desplázalos desde el centro hacia afuera. Puedes aplicar una presión moderada con las yemas de los dedos medio y anular durante unos segundos.
Recuerda que nunca debes sentir dolor.
4. Para evitar la aparición de líneas de expresión o patas de gallo, con el dedo medio, dibuja pequeños círculos desde el final del ojo hasta llegar a la raíz del pelo.
Vuelve a hacer el mismo movimiento, primero hacia arriba y luego hacia abajo, para asegurarte de que cubres toda la zona.
Hidrata tu piel
Cuando compres una crema hidratante, lo ideal es elegir una textura que se adapte a la perfección a tu tipo de piel, la mayoría de las firmas cosméticas realizan diferentes versiones de sus fórmulas.
Actualmente, existe una nueva generación de productos hidratantes, elaborados con las fórmulas más revolucionarias.
Los productos naturales como el aceite de Argano, exclusivo de Marruecos ofrece un cuidado exclusivo que ayuda a restaurar y mantener la hidratación, elasticidad y suavidad de la piel.
La crema corporal y el aceite seco se absorben fácilmente, restauran la tonicidad del cutis y cuerpo y dan un aspecto radiante y saludable. Un plus de toda esta gama son sus fórmulas ricas en antioxidantes para protegerte de los daños de los radicales libres.
(fuente/esmas.com)


Fuente:

El Mañana

23/11/09



No olvides visitar