miércoles, 29 de agosto de 2007

Los efectos de caminar por la orilla del mar


Andar con los pies sobre la arena es un ejercicio muy relajante mediante el cual se obtiene un efecto muy beneficioso para la salud. Las playas andaluzas, abiertas los doce meses del año gracias a su excepcional clima, son el lugar idóneo para disfrutar de largos paseos junto a la orilla. Cada vez es más frecuente ver a la gente pasear por la playa, sea cual sea la época del año. Este ejercicio reúne numerosos atractivos: deporte, salud, paisajes, aire libre, etcétera. Si además se practica a paso rápido, los beneficios se multiplican. El masaje que produce la arena en las plantas de los pies activa la circulación venosa y linfática. aún más, al romper las olas en la orilla, el agua también masajea los tobillos, con lo que el ejercicio es todavía más completo. Caminar por la playa es una actividad muy aconsejable para todas aquellas personas que sufren varices o problemas circulatorios.
Caminar por la orilla aporta además las virtudes del agua marina: contiene minerales (yodo y sodio) que previenen el envejecimiento y el movimiento de las olas tonifica los músculos. También da sus frutos desde el punto de vista de la belleza, pues el roce de la arena se convierte en el mejor exfoliante natural. Basa con andar descalzos sobre ella para disfrutar de pies más suaves en poco tiempo gracias a este peeling casero.
Otra variable, para los que decidan aplicarse más a fondo, es andar dentro del mar con el agua a la altura de los muslos, levantando bien las piernas en cada zancada. Se trata de un ejercicio cansado que, sin embargo, fortalece de forma espectacular la musculatura de las piernas y los glúteos.
Hay que tener en cuenta que hay mucha diferencia entre andar por la arena mojada o por la seca, pues hay que hacer más esfuerzo en la segunda. Conviene empezar por la mojada y, a medida que se mejore la forma, continuar por la arena seca, que es menos estable y moverse en ella implica un mayor esfuerzo, por lo que existe más riesgo de lesiones, sobre todo en los ligamentos del tobillo.


Fuente:

Córdoba

29 de Agosto de 2007



No olvides visitar