jueves, 16 de agosto de 2007

Siete de cada diez casos de infección en los pies se dan durante el verano


Soportan el peso del cuerpo y sufren la deshidratación, la humedad, la presión y el contacto con todo tipo de superficies. Los podólogos aseguran que el verano es una época de riesgo para los pies, pero también un buen momento para liberarlos y mejorar su salud con prevención.A.S. > A CORUñA

Los podólogos tratan en esta época problemas de deshidratación, hongos y durezas QUINTANA

Las consultas por problemas de salud en los pies se multiplican en verano. En la época de calor esta parte del cuerpo queda más expuesta a agresiones externas y a contagios, que en los casos más graves llevan a visitar al especialista. Según los podólogos, en los meses estivales se producen el 70% de las infecciones de los pies.
Los problemas de transpiración, la humedad y la falta de prevención en lugares públicos están detrás de la aparición de hongos y papilomas, los problemas infecciosos más comunes. El presidente del Colegio de Podólogos, José Ramón Echegaray, afirma que "problemas como la deshidratación, los callos, las durezas, los hongos o los papilomas tienen remedio con buenos hábitos de higiene y los tratamientos utilizados por el podólogo". Como medidas de prevención, destaca la utilización de calzado adecuado evitando los zapatos que produzcan presión o rozaduras en la piel.
Población afectada > Según los datos de los podólogos, casi nadie se libra de las dolencias en los pies. Los especialistas cifran en el 70% la tasa de ciudadanos afectados por patologías en esta extremidad. Para prevenir los casos de infección, aconsejan usar chanclas en los lugares de baño y secarse bien evitando la humedad entre los dedos.
En cuanto a los problemas por heridas o deshidratación Echegaray valora que "aunque los buenos hábitos de higiene pueden beneficiar el buen aspecto de los pies, es conveniente ponerse en manos de un podólogo" para curar patologías comunes como las uñas encarnadas o los juanetes. En la provincia coruñesa ejercen 120 podólogos en clínicas privadas, ya que esta especialidad no está incluida en las prestaciones de la Seguridad Social.
A pesar que de que el riesgo de infección de los pies es mayor en verano, el presidente de los podólogos asegura que "es un buen momento para darles un descanso del calzado cerrado y dejarlos al descubierto". El especialista aconseja alternar baños calientes y fríos durante cinco minutos, lavar y secar bien los pies, hidratarlos a diario, cortar las uñas rectas para que no se encarnen y poner las piernas en alto para reactivar la circulación.
A la hora de elegir calzado insiste en que se deben evitar los zapatos estrechos y muy puntiagudos porque "la causa de las durezas y de las ampollas es el roce reiterado". El tacón debe medir de dos a cuatro centímetros, añade.
Para mejorar la salud de los pies, asegura que se debe "caminar descalzo siempre que se pueda, en verano caminar por la arena mojada de la playa es el mejor ejercicio de rehabilitación para nuestros pies".
Información elaborada a partir de fuentes propias, Agencia Efe, Europa Press y Agencia Gallega de Noticias


Fuente:

El Ideal Gallego

16/08/07



No olvides visitar