viernes, 14 de septiembre de 2007

El auge de los viajeros de lujo


Este segmento tiene un rango de edad amplio, entre 30 hasta 70 años

Aída Ulloa

El Universal

Viernes 14 de septiembre de 2007

Cenar en un palacio en San Petersburgo, observar un raro manuscrito de una colección privada, dar un paseo en elefante en Nepal o estar en contacto con la naturaleza al realizar un safari en Kenia, son para la mayoría de la población un sueño; hoy sólo un selecto grupo de personas, conocidos como los viajeros de lujo, lo pueden hacer realidad.
Una de las empresas dedicadas a nivel mundial a este tipo de viajes es Virtuoso, la cual se creó en Fort Worth, Texas, Estados Unidos, y lleva ya 10 años en el mercado. Se trata de una empresa que vincula a las agencias de viajes independientes con los proveedores de productos y servicios turísticos de lujo de todo el mundo. En México, Virtuoso inició operaciones hace año y medio en la ciudad de México.
Jacqueline Benítez, directora de Virtuoso para Latinoamérica y el Caribe, explica que los viajes de lujo son principalmente de placer. Los viajeros gustan de conocer el mundo, ampliar sus conocimientos y dar continuidad a su estilo de vida. Prefieren destinos interesantes, pero con comodidades, y disfrutan de recorridos largos. Por lo regular no buscan opciones de viajes por internet, pues prefieren escuchar recomendaciones de profesionales.
El segmento de viajeros de lujo tiene un rango de edad amplio, entre 30 hasta 70 años. “Hoy gente relativamente joven, entre los 30 y 40 años, son quienes están siendo líderes en ciertas empresas, esas personas tienen la capacidad económica de hacer buenos viajes y buscan experiencias distintas”, destaca.
Por su parte, Matthew Upchurch, director ejecutivo de Virtuoso, afirma: “Dentro de los próximos 10 años, el mundo será testigo de la más grande transferencia de riqueza de la historia, ya que la generación de los llamados baby boomers tendrá más tiempo y dinero para viajar. Al mismo tiempo, la industria turística se enfrentará a una nueva consolidación y a la proliferación de las tecnologías orientadas al usuario final”.
Benítez comenta que algunos de los viajes que más se venden son las lunas de miel, a lugares como la polinesia francesa y Asia, también el turismo de aventura como conocer el Amazonas, esquiar en nieve en los alpes italianos o en Aspen, o bien visitar Machu Picchu; asimismo, los cruceros por todo el mundo y el ecoturismo siguen siendo muy solicitados.
Señala que los viajeros de lujo mexicanos prefieren lugares fuera del Distrito Federal y en el extranjero recorren Europa, Estados Unidos, Asia, la India o el Tíbet, hacen turismo de aventura y conocer otras culturas.
A su vez, señaló que México es uno de los lugares preferidos por los viajeros de otros países. “México tiene muchísima preferencia en el mercado internacional. La oferta que tiene en turismo es muy amplia, México tienen historia, cultura, ruinas, de todo”, indica la directiva.
Una de las tendencias en esta industria son los viajes para conocer más allá de lo que nuestros ojos pueden ver. En julio de este año Virtuoso anunció a sus clientes la posibilidad de viajar al espacio a principios del 2009 con la firma Virgin Galactic.
Benítez asegura que una de las tendencias que observa en cuanto a los turistas mexicanos es viajar cada vez más hacia África.
En tanto, en el mercado global se busca detectar nuevos nichos de mercado, como turistas que prefieren viajar hacia destinos con los mejores spas, vinos y gastronomía. Por ejemplo, gente que se mueve por diversos lugares para conocer los viñedos, el proceso de producción del vino y platicar con enólogos (especialistas en la elaboración de vinos).


Fuente:

El Universal

14 de Septiembre de 2007



No olvides visitar