jueves, 11 de septiembre de 2008

Las hidroterapias ayudan a mantenerse en forma... sana y bella



Hoy en día, la hidroterapia constituye un gran método de belleza, descanso y relax. Consiste en la aplicación externa de agua a diferentes temperaturas y sistemas, ayudando a eliminar las sustancias tóxicas que se almacenan en nuestro cuerpo.
Las características químicas, mecánicas y térmicas ayudan a desarrollar este tratamiento, garantizando alivio al cuerpo y favoreciendo la expulsión de impurezas a través de la piel.
Esta terapia se puede llevar a cabo en diversas aplicaciones; vía oral, vía tópica y vía nasal (inhalado). La aplicación directa de agua sobre la piel hace que los minerales penetren por la misma llegando al sistema circulatorio. Esto se puede conseguir a través de diferentes técnicas, como baños, duchas y masajes.
Es muy recomendable para personas que padezcan problemas en el aparato locomotor y en el sistema circulatorio. Además, ayuda a la cura de patologías respiratorias gracias a sus propiedades medicinales. Los baños de toalla (el calor transportado a la piel genera beneficios fabulosos), los chorros de agua (para masajes cutáneos satisfactorios) o las compresas húmedas (refrescan y descongestionan los centros nerviosos) son otras formas de desarrollar la hidroterapia.
Fuente: http://www.hola.com/


Fuente:

Periodicodigital.com.mx

11 de Septiembre de 2008



No olvides visitar