viernes, 28 de diciembre de 2007

Propósitos de Año Nuevo


Fin de año es para muchos ocasión de promesas o ‘buenos propósitos’.
Algunos se cumplen y otros caen en saco roto.
Todos los años se comienza con mucha fuerza queriendo borrar esa parte de nosotros que no nos agrada pero según pasa el tiempo se va olvidando.
Comprometerse
Para que las promesas se cumplan es más fácil hacer una lista de todas las cosas que no se quieren y la razón.
Para que las promesas se cumplan es más fácil hacer una lista de todas las cosas que no se quieren y la razón.En otro papel se escribe lo que se quiere y qué hay que hacer para conseguirlo. Tras las campanadas el primer papel se quema y el segundo se mete en la cartera para llevarlo siempre encima y echarle un ojo en los momentos de debilidad o pereza.

Buscar herramientas
Si una persona decide hacer un cambio pero no tiene los recursos, probablemente no lo logre. Alguien que ha tratado de dejar de fumar muchas veces puede necesitar ayuda de un experto.
Recaídas
El proceso es difícil y las tentaciones muchas , así que la recaída está dentro del margen de error, pero no hay que dejar que nos hunda. Se reconoce lo que se ha hecho mal y se sigue por el buen camino.
Ranking
Entre los deseos más populares están: Dejar de fumar, bajar peso, hacer deporte o alimentarse saludablemente. Si son algunos de tus deseos para el 2008, estas pistas que te pueden ayudar.
Dejar de Fumar
Por qué: Es un gasto, produce enfermedades como el cáncer que matan, deja mal sabor de boca, envejece, ensucia los dientes y crea dependencia.
Cómo: Buscar un programa de consejería para fumadores, o un programa de apoyo. Las técnicas de relajación como el Yoga, ayudan a controlar la adicción al tabaco.
Bajar peso
Por qué: La grasa corporal produce problemas circulatorios, genera colesterol malo, no nos hace sentir a gusto.
Las técnicas de relajación como el Yoga, ayudan a controlar la adicción al tabaco.

Cómo: Acudiendo a un dietista o endocrino para que analice las necesidades. Si solo son los kilos de Navidad basta con quitarse los dulces, beber más agua, caminar media hora diaria y tomar mas fruta.
Hacer deporte
Por qué: La vida sedentaria no es saludable, hacer ejercicio hace sentirse activo, potencia la autoestima, previene y mejora los factores de riesgo de enfermedades, crea sensación de bienestar.
Cómo: Hacer un horario y obligarse a cumplirlo aunque se salga cansado de trabajar. A veces hay que sacrificar tomar una cerveza con los amigos o llegar antes a casa.
Alimentarse saludablemente
Por qué: Es lo correcto, la comida basura y las dietas desorganizadas crean trastornos alimenticios y cargo de conciencia.
Cómo: Intentar comer siempre a horas aproximadas, llevar fruta al trabajo para no tener que picotear, cumplir las 5 piezas de frutas y hortalizas al día y tener en cuenta que se puede conceder algún capricho de vez en cuando.

Fuente:

20minutos.es

28 de Diciembre de 2007



No olvides visitar