martes, 4 de diciembre de 2007

Tú eliges, nubes o sol


Sentirse bien ayuda de manera increíble a verse bien. Sin discusión.

Mirar la vida con optimismo ayuda a dar luz a cada instante.
Rosalina Orocu
PA-DIGITAL
La belleza del alma y la del rostro son como las dos caras de la misma moneda.
Por más bella que sea una mujer si anda siempre de mal humor, ensombrece su vida y la de los demás. Será el equivalente a tener un diamante sin pulir, a colocarle un paño negro a una piedra preciosa. Su belleza se ocultará. Pasará inadvertida.
Sí, las cosas no siempre salen como quisiéramos, esto no implica ni lo excusa que estemos carilargos, seamos groseros o estemos buscando razones para amargarnos la vida o la de aquellos que nos rodean.
Levantar el ánimo es decisión propia. Por más difíciles que parezcan las cosas, siempre hay una puerta que se abre. Mirar cada experiencia como un aprendizaje, como una oportunidad de crecer y de enriquecernos, de fortalecernos, nos ayudará a sonreír o a mostrar entereza, cuando queramos gritar o llorar o ambos.
Reprimir emociones no es saludable. Hay que buscar la catarsis, escape, relajación.
La belleza, el balance, la armonía, la alegría provienen de adentro no de afuera. Recuerda, la mente, el corazón, los gestos, las palabras, las emociones son eslabones de la misma cadena.

Fuente:

PA-DIGITAL.com.pa

4 de Diciembre de 2007



No olvides visitar