domingo, 17 de febrero de 2008

¿Cutis seco, sensible o graso?


Sepa cómo reconocer los distintos tipos de piel Redacción de Vida y Estilo15 de febrero de 2008¿Cómo saber cuál es el producto de belleza más indicado para su tipo de piel?
La experta en belleza Paula Begoun, autora de numerosos libros del tema y de una página de internet de consejos útiles para la mujer, explica que entre los productos más ofensivos se destacan las barras de jabón y los limpiadores (ambos pueden secar e irritar artificialmente la piel), humectantes oclusivos que puedan obstruir los poros y empeorar los brotes de granos (barros) o productos para el cuidado de la piel que contengan ingredientes irritantes que provocan enrojecimiento, inflamación y descamación.
Entre estos están los astringentes y las lociones tonificadoras cargados de alcohol y otros ingredientes potencialmente irritantes. Todos ellos pueden crear el caos en la piel.
Por ello es tan importante entender mejor su tipo de piel.
No pretenda identificar su tipo de piel después de lavarse la cara, debido a que la sensación inicial que experimenta después de lavarse la cara puede ser causada por una reacción al agua o al limpiador que usó.
Tiene que esperar por lo menos cuatro horas después de lavarse el rostro para juzgar adecuadamente qué es lo que está pasando en su cutis.
Trate de hacer esta evaluación un día en que no haya usado maquillaje, de modo que la base o el polvo no la afecten.
Mírese en el espejo.
¿Hay zonas de su cara que están notablemente brillantes? ¿Están ubicadas esas zonas en toda la cara o solamente en la nariz, las mejillas, la frente y la barbilla?
Tome un pañuelo desechable y dese toquecitos suaves con él en el rostro, espere una hora más y repita la operación.
Si el pañuelo tiene muestras de grasa, quiere decir que existe cierta porción de cutis graso (o que está usando un humectante quizás demasiado emoliente para usted).
¿Se ven algunas áreas de su cara secas o mate? Si la respuesta a esta pregunta es sí, entonces tiene cutis seco.
Si algunas áreas de su rostro están grasosas y otras secas, entonces tiene cutis combinado.
Rosácea, acné y otras condiciones
Independientemente de si su cutis es seco o graso, fíjese si tiene áreas enrojecidas sobre la nariz y las mejillas acompañadas de erupciones rojas que parecen acné pero que no son simplemente granitos (barros).
¿Hay vasos capilares superficiales muy notorios en esas zonas, así como áreas de sensibilidad extrema? ¿Se sonroja con facilidad? Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa, posiblemente tiene rosácea (www.rosacea.org ). La rosácea es una afección médica que requiere atención de parte de un dermatólogo.
¿Algunas áreas de su rostro tienden a presentar brotes de acné pequeños o medianos, particularmente en los días cercanos a su ciclo menstrual? Si ha contestado afirmativamente, tiene acné de leve a moderado.
¿Algunas áreas de su rostro tienen brotes más significativos y constantes que en ocasiones son profundos y dolorosos y/o tienden a dejar cicatrices? Si ha respondido que sí, entonces tiene un acné más serio.
¿Tiene zonas del rostro —particularmente alrededor de la nariz, la barbilla, las mejillas o la frente— con granos muy notorios?
El daño causado por el sol es una preocupación para todas nosotras, pero cuánto ha impactado en su piel es difícil de determinar. Alguien de entre 20 y 30 años de edad puede sufrir daños serios causados por el sol, pero los resultados de esos daños no se verán hasta que esté bien entrado en los 30, 40 y 50 años.
Cierta cantidad de daño causado por el sol es universal para casi todo el mundo. Estos daños comienzan en el momento en que su piel ve la luz del sol. Incluso, el cuidado diario y más diligente con un filtro solar bien formulado solamente filtra hasta un 97% de los rayos solares, pero en el caso de la mayoría de nosotros, ni siquiera pensamos en eso cuando somos más jóvenes.
En general, podemos decir que todos tenemos cierta cantidad de daño causado por el sol, de modo que la piel de todos nosotros tiene esta condición. Eso significa que cada persona necesita productos para el cuidado de la piel que contengan ingredientes que combatan o prevengan el daño del sol.
¿Ha notado decoloraciones en la piel del rostro tales como áreas de manchas nuevas o, en el caso de las mujeres de color, zonas de pigmentación gris u oscura? Muy a menudo, esas decoloraciones son producto de una afección llamada melasma (también conocida como cloasma o manchas de embarazo). Por lo regular, estas decoloraciones de la piel son causadas por el sol o por cambios hormonales.
Debido a que todo el mundo tiene —de algún modo o de otro— piel sensible, debe usar productos que sean suaves, que no resequen y que no irriten, así que agregue la categoría de piel sensible a su tipo de piel.
¿Tiene parches de piel levantada, roja, seca, con escamas blancas o con costras alrededor de la línea del cabello, la nariz, los ojos o las mejillas? Puede tratarse de una enfermedad de la piel llamada psoriasis, la cual necesita atención médica.
Si tiene constantemente los ojos hinchados o con bolsas, es posible que tenga alergia al polvo, al moho o fiebre del heno, aunque incluso las alergias a los alimentos pueden provocar esa hinchazón.
Sería buena idea que consultara con su médico la opción de tomar un antihistamínico (existen productos estupendos que se venden sin receta médica) para ver si eso la ayuda. Lamentablemente, a pesar de que hay quien proclama lo contrario, no existen productos para el cuidado de la piel que pueda cambiar los ojos hinchados.
A medida que modifique y ajuste su rutina de cuidado de la piel con productos apropiados para su tipo específico, seguramente notará cambios positivos que le llevarán a tener la piel que desea.
Recuerde que el tipo de piel no es estático; incluso si usa productos apropiados y bien formulados, su tipo de piel puede cambiar dependiendo de la estación del año, de sus hormonas, su nivel de estrés y solamente por el hecho de que su piel pasa por diversos cambios.
Debe reevaluar su piel a medida que note diferencias, de modo que mantenga a la vista esta lista para poder entender completamente el problema al que se enfrentas y no usar a ciegas productos que no tienen posibilidades de ayudarla.
Más información: www.cosmeticscop.com/español.


Fuente:

La Opinión Digital

17 de Febrero de 2008



No olvides visitar