martes, 12 de febrero de 2008

Los malos hábitos también afean


No sólo las agresiones del medio ambiente, el estrés y el paso del tiempo son enemigos de la belleza. También nuestros malos hábitos contribuyen a que se marquen las líneas de expresión, que se nos caiga el cabello o que se agrave la condición de la celulitis. Entérate cuáles son las costumbres que debes evitar para que te mantengas guapa. (CR)

El UniversalMartes 12 de febrero de 2008
TOMAR EL TELÉFONO INCORRECTAMENTE
Cuando tenemos las manos ocupadas y necesitamos al mismo tiempo hablar por teléfono, solemos sujetar el aparato entre el hombro y la cabeza; aunque esto parezca muy práctico, si lo haces con regularidad ocasionarás que se marquen líneas en tu cuello, porque en esta zona la piel es muy delgada y delicada.
APOYARSE EN EL ROSTRO
Si tienes mucho en qué pensar, no lo hagas apretujando el puño contra la cara porque puedes hacer que se noten más las arrugas y líneas de expresión, sobre todo alrededor de los ojos. Si tienes ganas de meditar, mejor hazlo en una postura relajada.
ENOJARSE TODO EL TIEMPO
¿Has escuchado el dicho, “el que se enoja pierde”? Es muy cierto, cuando nos enojamos se deteriora nuestro organismo porque aumenta la secreción de adrenalina, la presión sube y se incrementa el ritmo cardiaco. Por si fuera poco, nos vemos feos porque se marcan aún más las arrugas y las líneas de expresión.
CRUZAR LAS PIERNAS
Es muy sexy, sí, pero dificulta la circulación sanguínea lo que puede ocasionar hinchazón, pesadez, temblores, calambres e incluso várices y agravar la condición de la celulitis. ¿Necesitas otra razón para no sentarte así?
JUGAR CON EL CABELLO
Enroscarse el pelo entre los dedos constantemente puede causar que se quiebre la fibra capilar y, en consecuencia se te puede caer el cabello.
MORDERSE LAS UÑAS
Este síntoma de nerviosismo no solamente es poco atractivo, también pone en evidencia las veces que la ansiedad te juega una mala pasada y, por si fuera poco, el aspecto de tus manos será terrible, porque también lastimarás el esmalte de las uñas. Cuando sientas que el estrés te invade, no te lleves las manos a la boca, mejor busca una pelota especial para apretarla.


Fuente:

El Universal.com

12 de Febrero de 2008



No olvides visitar