viernes, 18 de julio de 2008

Conservar el peso ideal



Luego de alcanzado el objetivo de llegar a tener el peso soñado, viene el reto más fuerte, que consiste en mantenerlo. Nutricionistas y entrenadores nos indican el camino que se debe seguir para conservar la misma figura, luego de haber rebajado
Por Yannerys Paulino / El Caribe
Lunes 14 de julio del 2008 actualizado a las 1:01 AM



Si difícil es llegar a alcanzar el peso ideal, mucho más lo es conseguir mantenerlo. Una de las principales sugerencias en la que enfatizan los expertos es que se debe tener la firme decisión de conservar la imagen alcanzada.
Después de ello, es vital seguir las instrucciones que nos ofrecen, tanto entrenadores físicos como los nutricionistas, los cuales destacan la importancia de modificar los hábitos alimenticios y dejar de lado la vida sedentaria.
La ventaja después de tener el peso ideal es que el cuerpo no tiene que someterse a entrenamientos severos ni dolorosos, sino que se debe mantener una rutina que ayude a conservar el balance que se ha logrado.
Es indispensable que se inicie una rutina de ejercicios que ayude a quemar las calorías que se consumen de más. Esto ayudará, además, a mantener el cuerpo con los músculos tonificados, lo cual es vital para controlar el exceso de grasa corporal.
En estos casos, los entrenadores proceden a diseñar un plan de actividades en el gimnasio, que incluye ejercicios cardiovasculares, pesas y prácticas de relajación, que son vitales para mantener la armonía y refuerzan los pensamientos positivos, con respecto a mantener un estilo de vida que sea lo más saludable posible.
En el aspecto nutricional, la doctora Virna Beato, de la clínica Forma Vital, en Santiago, sugiere desayunar siempre, ya que esta comida es indispensable para mantener un equilibrio en el metabolismo y comenzar el día con energía, además de reducir el hambre durante las horas restantes.
La especialista dice que comer tiene que ser un placer, pero sugiere hacerlo de forma equilibrada sin inclinarse a diario por un solo alimento para no descompensar el cuerpo, ya que no existe ninguno de éstos que sea completo por sí solo.
“A veces se confunde el hambre con sed, por eso, es recomendable tomar de 6 a 10 vasos de agua al día. Muchas veces, el hambre disminuirá, a la vez que tendremos nuestro cuerpo hidratado y mejoraremos algunos problemas de salud, entre ellos el estreñimiento”, explica.
La estrategia perfecta para lograr que el metabolismo funcione de forma gradual es llevar una alimentación balanceada, en la que estén presentes los nutrientes que requiere el organismo para su buen funcionamiento y una religiosa rutina de ejercicios.

Recuerde que modificar la costumbre de lo que comemos y cómo lo comemos, debe hacerse de manera permanente para lograr mantener intacta la imagen que tanto sacrificio le costó.

La guía de la doctora

Aprenda a decir no. Esta palabra es clave para rechazar aquellos alimentos que son deliciosos y a la vez “peligrosos”.Coma vegetales en diferentes formas: en ensaladas, sopas, guisos, pastelones o en tortillas, ya que éstos aportan las fibras y los nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo.Elija siempre carne sin grasa (magra), y por lo menos 2 veces a la semana consuma pescados, para así aumentar la ingestión de grasa buena (omega 3), que ayuda a combatir el colesterol malo o LDL.
También se recomienda el uso de aceite de oliva extra virgen y el aceite de canola, que ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Sustituya el consumo de azúcares y harinas refinadas por edulcorantes y productos integrales.Evite el alcohol, éste añade demasiadas calorías vacías a su cuerpo.

En caso de hacerlo, tome una copa de vino. Realice al menos 5 comidas al día (3 principales y dos merienda) así mantendrá el metabolismo activo.Hacer ejercicios es indispensable, no siempre es necesario estar en un gimnasio o ser un atleta, basta con una caminata de 45 minutos tres veces a la semana o practicar un deporte para aumentar el gasto energético.Los ejercicios ayudarán en la liberación de endorfinas para combatir el estrés, la depresión y acelerar el metabolismo.

Realice pr´åcticas como: caminar, trotar, bailar, ciclismo, gimnasia, nadar, etc.


Fuente:

Elcaribecdn.com

18 de Julio de 2008



No olvides visitar