jueves, 10 de julio de 2008

Dolor de cuello: Evite el estrés y las malas posturas


Cada vez son más las personas que sufren súbitamente de un dolor intenso en el cuello o
que se despiertan con el "cuello torcido". Una intensa vida laboral, donde el estrés y las malas posturas son recurrentes, es la causa directa, según explica Rodrigo Sánchez, especialista de la Universidad Andrés Bello.

El dolor en el cuello es un episodio que se produce en el área de las siete vértebras cervicales de esta zona del cuerpo. Debido a su localización y arco de movilidad, el cuello suele quedar desprotegido y expuesto a sufrir lesiones. “Estos dolores también llamados cervicalgias, son muy frecuentes. Existen principalmente de tipo tensional, postural y traumático. Es importante recalcar que, generalmente, es una mezcla de estos factores lo que genera este cuadro clínico. El caso es más grave, cuando hay presencia de una hernia a nivel cervical, pudiendo terminar hasta en cirugía”, explica Rodrigo Sánchez, docente de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello. “Las causas son diversas, desde estrés, mala postura frente al computador, hasta accidentes de tránsito”, agrega. Otras razones pueden ser: Una actividad agotadora; traumatismos, lesiones o fracturas; degeneración de las vértebras, a menudo causada por tensión en los músculos; envejecimiento; obesidad; osteoporosis; y anomalías congénitas. Tratamiento Muchas veces la combinación del estrés, una mala postura y el desgaste produce una irritación de ciertas estructuras del cuello y esto deriva en una contracción o espasmo muscular. Cuando el músculo afectado de forma predominante es el esternocleidomastoideo se genera la denominada tortícolis, que se caracteriza por una inclinación del cráneo con desviación del mentón hacia el lado opuesto. Esto se acompaña de dolor en la zona y restricción de la movilidad. “Dependiendo de las causas, se puede recurrir a la inmovilización con un collar cervical, a los analgésicos y antiinflamatorios. También se le recomienda al paciente reposo, kinesiterapia, que consiste en ejercicios de movilidad y relajación. En los casos más complejos, el tratamiento debe ser quirúrgico”, subraya el especialista. Consejos Sin duda quienes más sufren de estas molestias en el cuello son quienes pasan mucho tiempo en la oficina, para lo cual el docente de la UNAB proporciona algunas recomendaciones. • Realizar ejercicios de movilidad y estiramiento cervical. • Es muy importante no estar más de dos horas frente al computador; luego de este período, la persona debe pararse y volver a sentar. • Frente a un dolor cervical de más de 48 horas, se debe consultar a un especialista. El dolor en el cuello puede ser agudo, es decir, aparece de repente y es intenso, o bien es crónico, el cual puede durar varias semanas o meses, incluso años. La prevención y la consulta al médico es la clave, según los especialistas. Edición: Universia / RR


Fuente:

Universia

10 de Julio de 2008



No olvides visitar