martes, 29 de julio de 2008

Trucos de maquillaje de los mejores maquilladores




Borrar una imperfección, resaltar el color de ojos o utilizar la sombra perfecta. Elegir el maquillaje adecuado a cada tipo y color de piel, las sombras que mejor combinen o el gloss que más favorezca no es tarea fácil. Pero la clave para que estar siempre perfecta deje de ser una utopía la tienen los maquilladores profesionales. Hemos reunido los trucos que tienen los profesionales para resaltar la belleza de las mujeres. Estar siempre perfecta ha dejado de ser un misterio.

A la hora de maquillarse hay una serie de pautas que no se deben olvidar, si se quiere lucir un aspecto inmejorable. El primer paso antes de ponerse manos a la obra es aplicar crema hidratante por rostro y cuello. Con este gesto se consigue que la piel esté mejor acondicionada y reciba mejor el producto. Antes de extender la base de maquillaje, y para conseguir un aspecto natural, debemos aplicar el antiojeras. Utilizaremos este producto uno o dos tonos más claros que la piel y lo aplicaremos dando unos golpecitos con la yema de los dedos en la zona del lacrimal, pero sin extenderlo. Ahora es el momento de aplicar el fondo de maquillaje, que se hará de una manera uniforme. No hay que olvidar aplicar un poco sobre los labios. Así, el color de la barra de labios se fijará mucho mejor.Hay que tener en cuenta que las bases de maquillaje no resecan la piel, ya que contienen agentes hidratantes y cuerpos grasos que mantienen el equilibrio de la película hidrolípica, además dejan respirar a la piel, puesto que sus ingredientes no taponan los poros. Se tiende a pensar que cuando se tiene un aspecto cansado hay que aplicar mucho maquillaje, nada más lejos de la realidad, cuanto más ligero sea el maquillaje más favorece. Eso sí, hay que aplicar correctamente los productos que contrarrestan los signos del agotamiento, como el anteojeras, el colorete o la barra de labios.Los fondos de maquillaje no sirven en verano para la playa como un protector solar, aunque incluyan filtros solares siempre hay que poner antes un producto protector con el índice adecuado a cada piel. Además, hay que tener en cuenta que tanto los fondos, como los demás productos de maquillaje no tienen por qué cambiar cada temporada, ya que eso es una moda impuesta por las marcas.Una de las reglas de oro que debemos seguir cada noche es desmaquillarse. Este gesto es muy importante, incluso si no lleva maquillaje, porque la limpieza diaria no sólo elimina los restos del maquillaje, sino también el polvo y los residuos que dejan en la piel la polución, las toxinas el exceso de sebo, el sudor o las células muertas. MiradasA la hora de maquillar los ojos hay que tener en cuenta que si se desea conseguir una mirada alegre y profunda debemos realizar un trazo con una línea blanca en el borde del párpado superior e inferior. Ilumina la mirada. El maquillaje de ojos debe empezar lo más cerca posible de las pestañas para que resulte natural. Además hay una regla de oro que no nos podemos saltar a la hora de aplicar sombra de ojos: debemos extender siempre las sombras desde las pestañas hasta las cejas. Y siempre sin olvidar que la forma del ojo determina los colores, los tonos claros resaltan y ponen de relieve, mientras que los oscuros hunden y profundizan el ojo. Para aplicarlos, los tonos oscuros, van en el borde de las pestañas, mientras que los claros se utilizan para iluminar la zona interna del ojo.Las tonalidades también varían dependiendo si es maquillaje de día o de noche. Para el día es preferible utilizar tonos neutros como los grises, marrones, rosas o beige. Son más naturales y favorecedores. Además, es aconsejable utilizar tonos mate o semimate porque son más naturales y suprimen los efectos de brillo que producen malos relieves.Un consejo: no se debe abusar de los tonos nacarados, ya que son muy difíciles de llevar y demasiado visibles, y en lugar de atenuar los defectos, los resaltan. En general, las pieles mates o bronceadas les sientan bien los tonos profundos, mientras que a los cutis pálidos les van mejor los tonos pastel. Las tonalidades de las sombras de ojos varían dependiendo el color y las características de los mismos: En los ojos con ojeras se debe elegir, los tonos marrones o gris humo, mientras que para los ojos maduros se debe desterrar totalmente las sombras nacaradas y elegir tonos mates, suaves y luminosos. En ojos verdes, los más favorecedores son los tonos ocre, marrón, tierra y para la noche los malvas o los rosas. Para los azules: los grises y, por la noche, el amarillo oro. En ojos marrones son aconsejables: el ocre-amarillo, rosa-salmón, marrón-cobre e incluso el azul cálido por la noche y los ojos oscuros deben aplicarse tonos como el gris claro, el tono humo y los rosas. Los lápices Khol son aconsejables para los ojos sensibles o irritables, ya que su mina adaptada al interior del ojo, está especialmente concebida para no irritar la mucosa. Además, estos lápices sirven para dar un aspecto más llamativo a los ojos. A la hora de maquillar los ojos, se debe subrayar la raíz de las pestañas de arriba porque agranda el ojo. Además, para lucir unas pestañas naturales pero muy destacadas, hay que aplicar vaselina neutra repartida con un cepillito para pestañas. El resultado es espectacular.Los ojos con lentillas no necesitan un maquillaje especial, pero deben elegir preferentemente texturas con cuerpos grasos, que corren el riesgo de meterse en el ojo; es decir, elegir lápiz en lugar de eye-liner y sombras en polvo en lugar de en crema. La máscara de pestañas debe ser específica para ojos sensibles. El mito que afirma que máscaras waterproof provocan la caída de las pestañas es falso, lo que provoca esta caída es la ausencia de desmaquillantes o su mala aplicación. Las máscaras waterproof necesitan un desmaquillante específico que las limpie sin necesidad de frotar. Un truco para aligerar la textura de la máscara de pestañas: Se debe lavar el cepillo del aplicador con agua y jabón o sumergirlo unos instantes en un poco de loción desmaquillante, enjuagar y secar bien antes de volverlo a meter en el tubo. La máscara se aplica mucho más ligera y la fórmula no se estropea, cosa que ocurre si se intenta aligerar mezclando agua. Se pueden fortalecer cejas y pestañas con aceite de ricino o de visón, aplicándolo por la noche después de desmaquillarse.


LabiosPara maquillar los labios, un paso previo consiste en aplicar cacao bajo el color, ya que protege e hidrata esta parte tan delicada y la prepara para la barra de labios.El viejo tópico de que las barras de labios resecan la piel, debemos desterrarlo, ya que las actuales están compuestas con sustancias hidratantes y suavizantes que no sólo resecan sino que protegen y cuidan.TRUCOS PARA DISIMULAR UNA IMPERFECCIÓNEl buen estado de la piel no depende del uso o no de productos de maquillaje, sino de la herencia, la buena higiene de vida y los cuidados cosméticos. En todo caso, los productos de maquillaje ayudan a mantener la piel en buen estado, ya que realizan una función protectora a la vez que ayudan a disimular algunos defectillos faciales.Si una mañana al levantarnos, observamos que nos han salido en la cara un molesto grano, ya no es problema. Con los productos adecuados podemos disimularlo. Para cubrir las impurezas basta con aplicar una mezcla del corrector que se utilice habitualmente con la base de maquillaje. Pero, si se trata de un grano irritado y abultado es necesario contrarrestar la rojez de la zona, para ello, utilizaremos un corrector de color verde aplicado por debajo del maquillaje.Algunos cutis son especialmente sensibles a los cambios bruscos de temperatura, el tabaco, el alcohol e incluso a algunas comidas. Es cuando suelen aparecer pequeños vasos capilares dilatados que dan un aspecto sonrosado a las mejillas. Aunque, la mejor forma de evitar que aparezcan, es prevenir estas situaciones lo cierto es que, con un buen maquillaje también se pueden disimular.Para disimularlos, lo mejor es utilizar antes del maquillaje una base que tienda al color verde. Sólo debe aplicarse en la zona afectada y de la manera más delicada que sea posible. Los maquilladores aseguran que, lo más indicado para utilizar este tipo de correctores es aplicarlos con un pincel muy fino, redibujando el contorno que describen las venas.También podemos disimular pequeñas cicatrices que hemos ido acumulando en el rostro, sobre todo son comunes las que ha dejado un acné insistente durante la pubertad. Si se trata de marcas poco profundas se pueden disimular con un maquillaje muy cubriente, aunque es cierto que este deja un aspecto más artificial. También se puede recurrir a peelings con efectos exfoliantes, que renuevan las capas de la piel. Pero si son cicatrices más profundas es más difícil solucionar el problema con trucos de maquillaje. Lo más efectivo es recurrir a las infiltraciones de relleno como las que se utilizan para acabar con las primeras arrugas.



Fuente:

Orange

29 de Julio de 2008



No olvides visitar