viernes, 12 de octubre de 2007

Ejercicios para enfrentar las enfermedades de la oficina


Mala postura y largas horas frente a una computadora suman al estrés laboral. Unos minutos de relajación mejorarán la jornada.
Texto: Nicole BisbalFotos: Nicolás Quinteros / MCT
Trabajar durante ocho horas seguidas postrados frente a la computadora es agotador. Más aún si la silla no es anatómica y tiende a incomodar. Llega el dolor de espalda por la postura, acompañado por el mal de cuello, brazos, ojos o cabeza. La molestia de piernas provocada por su posición y los tacones, sumada a los sonidos de teléfonos, la falta o el exceso de luz en el ambiente, la calidad del aire del entorno y otros factores pueden llegar a provocar una serie de malestares, entre ellos el estrés.
Aunque no es visible, a la larga esa lista puede sumar para lo que se conoce como el estrés laboral. Esta forma de tensión es provocada por el nerviosismo que luego se convierte en fatiga mental y corporal.
El cansancio parece ser incombatible, y sólo quedan las ganas de volver a casa lo más pronto posible para despojarse y poder reposar con tranquilidad.
Una forma de evitar esa sensación de tensión en el escritorio es haciendo una serie de ejercicios dentro y fuera de la oficina. La correcta postura de la espalda, la relajación de las piernas y los brazos ayudarán a atenuar los dolores en el cuerpo.
El médico Juan Enrique Wantig señala que este tipo de estrés no es nada más que un estado en el que se alteran las sensaciones emocionales y físicas, causadas por el exceso de labores en la oficina y puede llegar a convertirse en una enfermedad orgánica. “Existen alternativas para su tolerancia. Por ejemplo, realizar actividades físicas como correr, hacer deporte, volver a pie a casa y llevar una buena calidad de vida, reír mucho, leer, ir al teatro o tomar vacaciones”.
Asimismo, asegura que es de gran ayuda mejorar el espacio donde se trabaja, ambientando el lugar para hacerlo más apto y llevadero. Unas flores, fotografías, recuerdos u otros adornos ayudarán a la causa.
“Yo gozo de un ambiente sano, pero también padezco de estrés laboral, por eso es bueno pintar la oficina, usar velas de colores, inciensos suaves, música ambiente o relajante”, sugiere el médico.
A fin de reducir este síntoma, es necesario gozar de un medio limpio y agradable. Llevar buenas relaciones con los compañeros de trabajo y los clientes. Alejarse de los olores tóxicos del cigarrillo, tintas de la fotocopiadora o pintura.
Evitar los sonidos fuertes y perturbantes prevendrá los fastidiosos dolores de cabeza.
Las dificultades pueden ser combatidas a tiempo, bastará con no dejarse tomar por el estrés, realizar ejercicios dentro y fuera de la oficina, despejarse de los ajetreos y llevar una vida saludable para lograr una superior calidad de vida laboral, que permitirá seguir trabajando en excelentes condiciones.
Ejercicios en el trabajoLuis Severich, fisioterapeuta, propone los siguientes pasos para adoptar una “higiene postular” en la oficina. Ejercitaciones para realizarlas desde el asiento y sin la necesidad de invertir grandes cantidades de tiempo. Las partes más afectadas del cuerpo merecen ser tratadas con cautela y deben ser reforzadas lo más pronto posible.
De frente al monitorLa pantalla de la computadora debe estar directamente frente al rostro, así el cuello sufrirá menos molestias y no habrá contracturas musculares ni lesiones en la columna vertebral.
Postura de los piesLos pies deben estar apoyados en el suelo formando un ángulo de 90 grados, entre la base o el piso y las rodillas y la cadera. Cada cierto tiempo, estirar y mover las piernas.
Un apoyo para los piesAsí también, es necesario utilizar un banco pequeño que sirva de soporte a los pies. Primero subir uno y luego, el otro para que no se presente adormecimiento.
Mover ambos brazosEl brazo derecho hace grandes esfuerzos al escribir, buscar papeles o al abrir cajones. Es aconsejable alternar el manejo de los artefactos con ambas extremidades y sustituir.
Columna erguidaLos músculos que mantienen la columna (parevertebrales) también deben trabajar; para esto es provechoso hacer tensiones abdominales mientras se mantiene la columna erguida.
Todo el cuerpoEl ejercicio que otorga grandes resultados al cuerpo es relajar la espalda en posición paralela a las piernas, soltar los brazos a los costados y dejar caer la cabeza al frente.
Hacer pausasRealizar pausas para beber o comer algo liviano, caminar con regularidad y alejarse de la pantalla, también ayudará a combatir dolores como despejarse de las rutinas de oficina.
Complemento
Frente al escritorioGiovanna Carrasco, masajista de Saafia Spa, comenta que los dolores musculares en espalda, hombros y cuello provocados por el trabajo de oficina son comunes. “La posición de la espalda es primordial. Un cojín de apoyo para la parte dorso lumbar —parte baja de la espalda a nivel de la cintura—, es suficiente para tener la columna recta; si hay un buen apoyo, las piernas estarán cómodas”, indica la especialista, quien a continuación precisa unos ejercicios adecuados para hacerlos frente al escritorio y así combatir molestias físicas e incomodidades.
l Fáciles ejercicios y rápidos resultados.- Sentado, agachar la cabeza durante un minuto para estirar los músculos del cuello, moverla de izquierda a derecha y formar círculos con ella.
l Para relajar los hombros, se los puede subir y bajar, y mover de adelante hacia atrás. Esta acción hará que se distensionen los músculos y la parte cervical de la columna.
l Luego, permitirse un masaje. Con la ayuda de una crema hidratante, masajear lentamente los dedos de las manos y las palmas; friccionar como si se lavaran con agua, todo para ayudar a la irrigación de la sangre.
l Hacer estos ejercicios a diario ayudan a evitar los dolores corporales, el cansancio, y sobre todo ayudan a sentirse saludable.
l Repetir las secuencias las veces que sean necesarias. Hacer períodos de receso cada 30 ó 40 minutos y caminar


Fuente:

La Razón

12 de Octubre de 2007



No olvides visitar