viernes, 12 de octubre de 2007

Tips para llegar espléndida a las vacaciones


El verano está cada vez más cerca. Y, con él, las prendas livianas que no dejan esconder ni un milímetro de piel. Infobae.com le presenta las opciones para que el calor lo encuentre en forma
Ver más imágenes


Llegado el mes de octubre, las remeras sin mangas y las polleras y shorts comienzan a ocupar un lugar cada vez más importante en el placard. Y es muy común que, al intentar usar alguno de ellos por primera vez en la temporada, se note que no lucen como el año anterior.Por eso, Infobae.com le acerca algunas alternativas para disfrutar de las altas temperaturas sin complejos.En principio, aunque sería el momento ideal para iniciar alguna actividad deportiva, es necesario saber que los gimnasios suelen abarrotarse en esta época del año. Los propietarios de este tipo de establecimientos afirman que las inscripciones aumentan entre 70 y 80%, sobre todo por la incorporación de "atletas golondrina" que se acercan desesperados por bajar los kilos de más ganados en el invierno.En estos casos, el precio del lugar no suele ser relevante para los usuarios. Tanto los pequeños gimnasios como las grandes cadenas ven crecer estrepitosamente sus matrículas.Si su presupuesto no es holgado, siempre hay que tener en cuenta que salir a correr es gratis. Plazas, parques e incluso las veredas de los distintos barrios se convierten durante la primavera en verdaderas pistas de atletismo, en las que grandes y jóvenes se muestran dispuestos a "transpirar la camiseta" para que el verano los encuentre en forma.La compañía de un personal trainer en este tipo de actividades ya tornaría más costoso el intento. El precio que muchos de ellos cobra por hora –que va desde $30 a $100- equivale a la cuota mensual de cualquier gimnasio.Por otra parte, están los centros de estética, que ofrecen tratamientos para la celulitis, la flaccidez y la adiposidad. Estos establecimientos van un poco más allá, haciendo hincapié en una mejora más completa de las imperfecciones del cuerpo. Los servicios con los que cuentan son la aparatología, masajes reductores, ejercicio físico localizado en cápsulas térmicas y ozonoterapia, entre muchas otras técnicas.Pero el ejercicio y los tratamientos de belleza no logran el efecto óptimo buscado si no son acompañados por un régimen de comidas adecuado. Y, en este punto, también los consultorios de los nutricionistas registran un incremento de pacientes en las salas de espera en esta época del año. En este sentido, los profesionales siempre intentan que las personas entiendan que no existen las dietas mágicas, es decir, que sean saludables y permitan bajar mucho en poco tiempo y con poco esfuerzo.Los solarium son otra alternativa que ayuda a no llegar a fin de año luciendo el mejor estilo "fantasma". Están dispersos por toda la Ciudad y sus precios son accesibles –siempre dependiendo del establecimiento-. Pero no se debe olvidar que tanto la exposición en camas solares como ante el sol natural debe estar acompañada del correcto protector. Los especialistas aconsejan utilizar factores de protección altos y no exponerse al sol entre las 11 y las 15. En ese sentido, el llamado "bronceado sin sol" (autobronceantes, sol en spray o sopleteado o jaleas bronceadoras) se convirtió en el método más saludable a la hora de obtener un buen color y cuidar la piel de los efectos nocivos del sol.Ahora, si usted está buscando algún lugar que le ofrezca una solución completa e integral a su necesidad de llegar en forma al verano, existen alternativas premium. Son los centros de salud ubicados, por lo general, en el interior del país, y los spa y gimnasios de los hoteles cinco estrellas. Allí se puede encontrar a profesionales de distintas disciplinas que actúan en conjunto y de forma personalizada, creando planes de trabajo individuales que prometen los resultados esperados. Para acceder a ellos, claro está, el desembolso de dinero es mucho mayor.


Fuente:

Infobae.com

12 de Octubre de 2007



No olvides visitar