miércoles, 26 de marzo de 2008

Ondas brillantes



Los largos cabellos lacios que dominaron la moda durante las últimas temporadas tienen sus días contados. Vuelven las melenas onduladas, con rebeldes insinuaciones y rizos amplios, los grandes volúmenes, los flecos laterales y las ondas planas. Los planchados y los alaciados le ceden su dominio a los moldeados naturales e imprevisibles.
El cabello ondulado de las actrices, modelos y cantantes es un símbolo de eterna adolescencia y tiene una gran versatilidad de acabados, formas y colores. Por lo tanto vuelve a imponerse en la moda actual como el estilo más deseado por casi todas las mujeres.
Los rizos se llevan amplios, tratados desde la raíz para que no pierdan energía y logren mayor volumen, junto con ondas planas y flecos laterales, que suavizan las facciones de cualquier rostro.
Un corte inteligente y personalizado hará que las curvas de tu pelo busquen su propia dirección. Un buen estilista sabe que no debe usar las tijeras a contracorriente de los giros naturales de tu pelo.
Los nuevos rizos flotan caprichosamente y te permiten jugar con recogidos o semirecogidos sutiles, así como prácticos chongos con lindas pinzas o broches.
No a los cabellos rígidos
Con estos modelos dile sí al movimiento y huye de los cabellos estáticos y rígidos. Dile sí a la variedad de volúmenes, texturas y cortes. También puedes engañar a propios y extraños con unas extensiones imperceptibles, pero espectaculares al mismo tiempo.
Nada de mechas demasiado definidas o contrastantes; usa tonos que se mimeticen con el color natural de tu cabello, en mezclas de rubios dorados con claros y cenizos, con energía pero sin estridencias.
Si quieres lucir unas ondas o rizos sensuales y con mucho brillo, utiliza la línea de productos Elvive Nutri Gloss Rizos de L’Oréal, que rehidrata desde la raíz hasta la punta el pelo, le devuelve su sedosidad y refleja mejor la luz, reactivando toda su belleza natural. Más información en www.lorealparis.com.mx.

Fuente:

Esmas.com

26 de Marzo de 2008



No te olvides visitar