miércoles, 2 de abril de 2008

Es verdad que las tareas domésticas embellecen?


¿Has escuchado comentarios que aseguran que tan sólo con los quehaceres del hogar, como el de barrer, lavar, limpiar, etc., se puede lucir más esbelta, juvenil y atractiva? ¿crees que es cierto?.. claro que no!, cuantas de nosotras hacemos los quehaceres domésticos y día con día nos miramos más cansadas, avejentadas y desaliñadas. Y no olvidemos del aumento de peso. ¿Qué sucede entonces?, sigue leyendo y entérate de esas razones escondidas.
NUESTRO CUERPO NECESITA SU PROPIO ESPACIO Y TIEMPO.
Todo lo que tiene vida necesita atención y amor, y nuestro cuerpo NO es la excepción. Desafortunadamente aún cuando las labores domésticas consumen mucho de nuestro tiempo además de ser agotadoras, ninguna labor de este tipo contribuye a bajar de peso, mejorar la salud o evitar el envejecimiento prematuro. Y la razón es que nuestro cuerpo necesita de tres cosas fundamentales para que se le mire un cambio favorable: (1) Darle su propio tiempo, (2) también su propio espacio y (3) concentración de nuestra parte. En otras palabras, nuestro cuerpo responde más favorablemente cuando le damos atención haciendo ejercicios específicos para mantenerlo en forma, en mejor salud y más juvenil. Lo curioso es que podemos gastar muchas horas con las labores domésticas sin resultado alguno pero con tan sólo media hora de ejercicio tres a cuatro veces a la semana es más que suficiente para lograr resultados satisfactorios. En conclusión nuestro cuerpo no es tan exigente, sino sólo pide un poco de atención y amor de nuestra parte para lucir mejor que nunca!
CON LOS QUEHACERES BAJAMOS DE PESOPor supuesto que sí quemamos más calorías en quehaceres agotadores que las que ingerimos, podríamos bajar de peso, pero rara vez esto sucede y la razón es que por el cansancio comemos más. Nadie puede bajar de peso si no queman más calorías de las que se consumen. Nuevamente la concentración y amor a nuestro cuerpo juegan un papel muy importante. Al poner atención en la calidad y cantidad de alimentos, además de disciplinarnos en los horarios de nuestras comidas, podremos mirar resultados muy satisfactorios a largo plazo.
EJERCICIOS DE VISUALIZACION EXCELENTES PARA SU BELLEZA!Según la psicología moderna para lucir más atractiva, más delgada, más juvenil o más saludable se deberá actuar como si en realidad ya lo fuera! Y un método que nos enseña la psicología para lograrlo más eficazmente es practicar ejercicios de visualización. El propósito de los ejercicios de visualización -señalan los psicólogos- es ir transformando nuestros pensamientos por aquellos que nos conduzcan a lograr los propósitos encaminados a una atractiva apariencia, figura más delgada o mejor salud. Amiga lectora, si en verdad quisieras un cambio en tu apariencia, figura o salud entonces practica el siguiente ejercicio de visualización entre 15 minutos a media hora mínimo 5 veces a la semana:
Recostada de espalda y con todos los músculos relajados y los ojos cerrados, visualiza a tu cuerpo entero en un ambiente de tranquilidad y armonía. Mira (con tu mente) una luz proveniente de las alturas que poco a poco te cubre de la cabeza hasta los pies y vas sintiéndote más a gusto contigo misma. Visualiza como tu cuerpo se va transformando por uno más atractivo, más esbelto, más juvenil y/o más saludable. Pero, no uses tu imaginación sino visualiza. La diferencia es que cuando nos imaginamos algo, sabemos que no es real, pero cuando lo visualizamos sentimos que ¡sí es real!!!
De ahora en adelante cumple con tu labores domésticas también con amor, pero al final del día cúmplele a tu cuerpo, dándole su tiempo, su espacio y sus cuidados (báñalo, arréglalo, ponle sus cremas y mascarillas, cuida lo que comes, dale sus vitaminas, duerme suficiente y déjalo ser y sonreír) que si no fuera por él, tú no estarías ahorita en este mundo. ¡Hasta la próxima semana!Recuérdalo siempre amiga lectora: Porque tú me interesas, siéntete segura de confiarme tu belleza. Tu consejera en belleza: L.D.C.


Fuente:

Elaviso.com

2 de Abril de 2008

No olvides visitar