martes, 15 de abril de 2008

Una técnica de meditación reduce la presión sanguínea



14 de abril de 2008Por Anne Harding
NUEVA YORK (Reuters Health) - La práctica de un tipo de meditación dos veces por día reduce significativamente la presión arterial, indicó una revisión de los estudios publicados sobre esa técnica.
La disminución de la presión sanguínea relacionada con la práctica habitual de la meditación trascendental, o MT, se traduciría en un 12-15 por ciento menos de riesgo de morir por causas cardiovasculares y en un 15-20 por ciento menos de peligro de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV), precisó el doctor James W. Anderson a Reuters Health.
En la MT, explicó Anderson, una persona se sienta en una silla cómoda durante 20 minutos dos veces por día para tratar de calmar la mente mediante la concentración en un mantra.
"Es muy sencillo, pero se necesita entrenamiento para lograrlo. Permite tranquilizar ese 'cóctel de voces' que tenemos en la cabeza", agregó.
Existen distintos tipos de técnicas de meditación y relajación, pero Anderson señaló que la MT posee una capacidad única de llevar a la persona a una "zona de silencio" que actúa como un "santuario", que la renueva y reduce su estrés.
Algunos estudios sobre la MT fueron criticados por el sesgo y la baja calidad, indicó en American Journal of Hypertension el equipo dirigido por Anderson, de la University of Kentucky, en Lexington.
Para evaluar mejor los beneficios reales de esta técnica en las personas con presión alta, el equipo revisó nueve estudios publicados que compararon las variaciones de la presión entre dos grupos: pacientes practicantes de MT y un grupo de "control".
Los autores limitaron el análisis de los resultados a tres ensayos clínicos calificados de alta calidad.
Según estas tres investigaciones, la MT disminuyó 4,7 puntos la presión sistólica (el valor de lectura superior) y 3,2 puntos la presión diastólica (el valor inferior).
"Estos niveles de reducción sostenida de la presión reducirían significativamente el riesgo de enfermedad cardíaca", concluyó el equipo.
FUENTE: American Journal of Hypertension, marzo del 2008


Fuente:

Buena Salud

15 de Abril de 2008



No olvides visitar