jueves, 24 de abril de 2008

La risa y el buen humor terapias para la salud



Reír es una manifestación de alegría que tiene la capacidad de levantar el ánimo, reactivar funciones orgánicas y liberar tensiones de nuestro cuerpo


La risa es una reacción innata en el ser humano y sus efectos energéticos se traducen en sentimiento positivos que revelan estados de esperanza, alegría, felicidad y optimismo y deseos de vivir.
Pero para estar sano, hay que reír al menos 30 veces al día, lo que contribuye al buen estado de salud física y mental, además de ser un mecanismo de defensa contra la ansiedad y el alivio del estrés.
Sin embargo y tristemente, en estos tiempos, las personas ya no ríen, dando paso a expresiones de tristeza, enojo, seriedad y preocupación que deprimen, endurecen y enferman.
Y es que al reír y sobre todo al echar una carcajada participan 400 músculos, por lo que se fortalecen sistemas como el muscular, nervioso, cardiaco, cerebral y digestivo, según investigaciones del psiquiatra William Fry, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.
El llamado "Doctor del humor" explica que la risa tiene dos procesos: la estimulación de la salud y una relajación profunda posterior, ya que el alborozo de una carcajada somete a una poderosa manipulación orgánica en que se ejercitan los músculos del torso, hombros, brazos, abdomen, diafragma y piernas y se ventilan los pulmones y el corazón, promoviendo la aceleración del ritmo cardíaco, el incremento de la tensión sanguínea, el aumento en la respiración, el fomento de la entrada y salida de oxígeno y ayuda a que se expanda la circulación.
No importa si es sincera, sarcástica, tímida, burlona, la risa tiene efectos tan poderosos que cinco minutos de carcajadas, equivalen a 45 minutos de ejercicio.
Entre los efectos positivos de la risa están:
Relaja las tensiones acumuladas.
Libera del insomnio y permite dormir mejor, al suprimir el estrés.
La alegría embellece el rostro haciendo a las personas más atractivas y seductoras.
Fortalece el sistema inmunológico porque aumenta los niveles de células T, encargadas de defender al organismo de tumores y virus.
Mejora el sistema cardiovascular, aumenta la circulación de oxígeno y fortalece el sistema nervioso.
Incrementa la producción de endorfinas, reduciendo el dolor cuando se está enfermo.
Mejora la motivación y la creatividad.
Reduce los niveles de hormonas relacionadas con el estrés, como el cortisol y la epinefrina
Relaja los músculos.
Pero no solamente eso, una persona alegre, al tener facciones más atractivas, tiene mejores relaciones sociales y laborales y es un antídoto contra la depresión.
Es por eso que conocidas las virtudes de la risa, hoy se utiliza como terapia en muchos países y algunos hospitales destinan alguna de sus salas y preparan a su personal para ayudar en la recuperación de pacientes graves.
Las llamadas "terapias de la risa", consisten en provocar risas espontáneas a través rechistes, conversaciones agradables, anécdotas, videos, películas y se enseña a las personas a reírse de la vida, de sí mismas y a recordar situaciones agradables de su vida.
Así, que a cambiar el ánimo y a reír, a no tomar todo "tan a pecho" y a mejorar el sentido del humor y como decía el actor Charles Chaplin, "Una sonrisa cuesta poco y produce mucho, no empobrece a quien la da y enriquece a quien la recibe, dura sólo un instante, pero su recuerdo perdura eternamente".

Fuente:

Esmas.com

24 de Abril de 2008



No olvides visitar