lunes, 21 de abril de 2008

Practique Tai Chi para mejorar su diabetes


La Habana, Cuba. Practicar Tai Chi, reconocido arte marcial chino que combina la respiración diafragmática profunda con la relajación y movimientos lentos y suaves, contribuye a mejorar la salud de los pacientes con diabetes tipo 2.
Dos estudios por separado sobre los efectos de un programa de 12 semanas de Tai Chi Chuan, demostró su eficacia para mejorar el sistema inmune y reducir los niveles de azúcar en sangre.
La diabetes tipo 2, a menudo asociada a la obesidad y sobrepeso, se presenta cuando el organismo no logra producir suficiente insulina o no la asimila adecuadamente, lo que interfiere la regulación apropiada de glucosa en sangre.
Desarrollados en Taiwán y Australia, los resultados aparecen publicados en la Revista Británica de Medicina Deportiva.
En la primera fase de la investigación los científicos analizaron el impacto de los ejercicios de Tai Chi en la actividad de las células T auxiliares en 30 pacientes con diabetes tipo 2, y 30 personas sanas de la misma edad.
Las células T auxiliares son componentes clave del sistema inmune y productoras de compuestos muy poderosos como las interleuquinas, que alteran el sistema inmune.
Durante el curso de doce semanas los participantes aprendieron 37 movimientos de Tai Chi con la guía de un experto y tomaron parte en sesiones de tres horas cada semana.
Al final, los análisis del grupo con diabetes tipo 2 mostraron una reducción en sus niveles de glucosa en sangre y sus niveles de interleuquinas-12 se duplicaron, en tanto disminuyeron los niveles de interleuquinas-4, que suprimen la respuesta inmune.
Clasificado como ejercicio moderado, el Tai Chi mejora las funciones cardiovasculares y respiratorias, e incrementa la flexibilidad y alivia el estrés.
Los expertos creen que también ayuda al organismo a metabolizar el azúcar, lo que implica un efecto beneficioso en el sistema inmune al incrementar el bienestar físico en la gente.
Un segundo estudio, llevado a cabo en la Universidad de Queensland, en el que participaron solo once individuos, reportó efectos similares.
Los participantes informaron que estaban durmiendo mejor, tenían más energía y sentían menos dolor y ansias de comer mientras participaban en el programa.
De ahí que a estos pacientes se recomiende a hacer un mínimo de 30 minutos de actividad física moderada al menos cinco días a la semana, bien mediante la práctica del Tai Chi o cualquier ejercicio similar.

Fuente:

Radio Rebelde

21 de Abril de 2008



No olvides visitar