martes, 10 de junio de 2008

Las manchas


El láser, la cirugía con bisturí y productos químicos se usan para tratar las diferentes lesiones cutáneas de nacimiento o que se han adquirido con el tiempo. La pecas y lunares en la piel pueden resultar sexys para algunas personas, pero cuando su forma, color o tamaño cambian y empiezan a picar o sangrar es señal de que algo está pasando y que hay que ir al médico.En el campo médico las pecas son conocidas como manchas, que pueden ser hereditarias o adquiridas.El sol es su principal causante, explican cuatro especialistas consultados, aunque también el uso de químicos, cosméticos, alteraciones hormonales, entre otros factores provocan que se acentúen o se hagan más oscuras o claras.Los lunares más peligrosos son los llamados nebusmelanosíticos, que tienden a originar el melanoma maligno (cáncer de piel), y son la tercera causa de muerte a nivel mundial, según asegura el dermatólogo Kléber Ollague. “Son unas manchas oscuras que si se quedan quietas no pasa nada; pero si empiezan a presentar actividad como inflamación, úlceras, picazón, cambio en los bordes y relieve, aumento de tamaño (más de 0,6 mm) hay que extirparlas porque indica un comportamiento anormal que puede comenzar a sentar o dar origen a un cáncer de piel”, explica.Estos lunares se presentan en cualquier parte del cuerpo, desde el cuero cabelludo, planta de manos y pies hasta en los órganos genitales, añade el doctor Marcelo Abad. “Hay algunos con pelos, otros que cubren grandes áreas de las manos, bikini, brasier o donde hay constantes roces. Si un lunar pasa de los 5 mm, hay que hacer una biopsia para saber su causa”, advierte.Las formas comunes que se utilizan en el país para eliminar los lunares son la cirugía con bisturí o láser. Al respecto Ollague recomienda que sea un profesional el que atienda estos casos, pues hay centros de belleza que los practican, porque podría acelerarse el proceso de cáncer en lunares malignos.“Si tiene un melanoma o una lesión precancerosa, lo que se hace es estimular a que esa célula comience a degenerarse o a viajar a otros lados. Mientras que si se lo extirpa se puede mandar a estudiar la muestra”, explica Ollague.Al momento de la intervención se pueden combinar las técnicas, agrega Abad. “Si es un lunar grande se puede optar por el láser y la cirugía con bisturí para eliminarlo por completo”, dice.Ollague acepta la extipación por estética y recuerda que no todo lunar es canceroso.Las pecas que son de color café oscuro o claro y no presentan relieve no son dañinos, más allá de evidenciar una exposición continua al sol, argumenta la dermatóloga Bertha Naula. “Entre esas machas pueden mezclarse lunares, que son claramente diferenciados por el médico. Como las pecas son superficiales, se puede bajar su tonalidad si se deja de recibir sol. Es más frecuente en las personas blancas”, explica.El peeling y los tratamientos ambulatorios con cremas y otros medicamentos recetados por el médico son la solución para quienes deseen eliminar en un 80% las pecas de su cuerpo, destaca.Las otras manchas superficiales (blancas, rosáceas o grises) adquiridas por alguna actividad en especial, el uso de productos químicos o el pasar de los años, también son tratadas con sesiones de dermoabrasión y laserterapia, comenta la dermatóloga Olga Duarte. “A veces tendemos a confundir un lunar no necesariamente negro, disperso por alguna área del cuerpo, con una común mancha provocada por estos factores y empezamos a ponernos cremas sin recetas y provocamos que se alteren y allí sí complicamos las cosas”, manifiesta.Otros de los factores que provoca manchas sin relieves es el uso de aceites, gaseosas, cervezas o agua oxigenada que muchas personas utilizan para broncearse o aclararse la piel.“Son mitos infundados que en vez de darle un buen bronceado le causan un daño severo a la piel, porque la queman”, afirma Duarte. A esto, añade Abad, se suma el uso de corticoides que al tener contacto con el sol tinturan la piel de manera superficial, causando un daño estético. “Lo único recomendable es el uso de protector solar. Los lunares tampoco se eliminan con sustancias químicas que se ofrecen por ahí”, señala.Naula recomienda, además de la protección solar diaria, el consumo de frutas que contengan vitamina A, C y E, a más de eliminar el tabaco, que mancha la piel. Sugiere evitar las cámaras de bronceado, porque aún se ignora si alteran la piel.
DuraciónLa cirugía con láser puede durar entre 15 y 20 minutos, dependiendo del tamaño de la lesión. Con bisturí entre 30 y 45 minutos.CostosEntre $ 50 hasta $ 800.CuidadosLa recuperación es inmediata, pero hay que tomar la medicación y protegerse del sol con bloqueador.EdadHasta los bebés pueden ser intervenidos, previa una valoración médica.


Fuente:

Eluniverso.com

10 de Junio de 2008



No olvides visitar