martes, 22 de enero de 2008

Consejos para la piel el día de su boda


Aunque ya haya comprado el vestido, coordinado con el peluquero, y escogido los accesorios de novia, probablemente habrá olvidado uno de los componentes de belleza más importantes para el día de la boda: el cuidado de su rostro.Si bien todas las novias quieren brillar el día de sus nupcias, probablemente ninguna desearía que su piel brille a causa de problemas como superficie grasa, seca o irritada que aquejan a buena parte de la población. Sin embargo, el día de su boda no puede dejar que esos inconvenientes arruinen la gran ocasión.“Una de las mejores maneras de lograr un rostro impecable es conocer su tipo de piel, los factores que lo afectan, y evitar el uso de productos o la ingestión de alimentos que exacerban el problema, al menos hasta que se hayan tomado todas las fotos de la boda”, aconseja Brooke Tilson, maquillista radicada en Toronto. Si no tiene las respuestas a estas preguntas, debe visitar a un dermatólogo unos meses antes de la boda, para comunicarle sus preocupaciones y obtener recomendaciones para su un cuidado adecuado de la piel. Además de los consejos de un profesional, estas son otras formas de aprovechar al máximo su potencial cuando llegue el gran día.Limpieza y tonificaciónLa salud de la piel comienza con su limpieza. Asegúrese de quitarse el maquillaje todas las noches, y lavarse la cara con un limpiador ligero apropiado para su tipo de piel dos veces al día. Los tonificadores refrescan la piel, secan la grasa adicional en la superficie, y limpian los poros. Pero este no es el momento de experimentar con los productos más recientes y mejores en el mercado, pues nadie quiere arriesgarse a una irritación en la piel el día antes de la boda.Con cuidadoA la hora de la limpieza, secado, o incluso al aplicarse el maquillaje, trate su piel con gran cuidado. Frótese despacio con bolas o motas de algodón, y evite el frotamiento excesivo de la piel, lo cual no sólo provoca enrojecimiento o irritación, sino también contribuye a las arrugas con el paso del tiempo.Ojo con el bronceadoMuchas novias a punto de casarse creen que el bronceado curará gran parte de sus problemas en la piel. Pero están en un error. Si bien los baños de sol pueden aliviar temporalmente el acné o los barros, en realidad empeorarían el problema con el tiempo. Otras damas creen que la piel bronceada les hará un mejor contraste con el vestido blanco. Sin embargo, el día de su boda lo que querrá es lucir su mejor imagen, y no alguien que no es. Las personas de piel clara podrían verse fuera de lugar con un bronceado intenso. Es mejor pecar de moderada a la hora de modificar el tono de su piel, pues esa modificación afectaría las opciones de maquillajes y otros aspectos. Y evite los salones de bronceado o sentarse a tomar el sol. Si quiere estar bronceada, recurra a atomizadores o productos bronceadores que crean un color similar al natural.MaquillajeEl maquillaje conservador y natural debe ser también una regla a cumplir. Las fotografías que se tomen el día de su boda serán un testimonio de la ocasión y los momentos que compartió. Pero seguramente no querrá lucir anticuada cuando recuerde esos momentos en años futuros. Elija colores tenues en ojos, labios y mejillas que aumenten (y no oculten) su belleza. Seleccione un maquillaje con base potente e impermeable, que resista las lágrimas de alegría y los besos de quienes le desearán buena suerte. El polvo a presión o suelto también puede ser su mejor aliado, muy útil cuando tenga que retocarse el rostro o combatir la brillantez del mismo..


Fuente:

La Gaceta

22 de Enero de 2008



No olvides visitar