domingo, 27 de enero de 2008

Qué hacer para volver renovado



Actividad física, lectura de libros, técnicas de relajación y actitud positiva integran la lista de recomendaciones para evitar una vuelta traumática


Los síntomas del síndrome post vacacional inciden fundamentalmente en el estado de ánimo, reflejando un rechazo al trabajo tras un prolongado período de vacaciones. Suele darse irritabilidad, tristeza, apatía, ansiedad, insomnio, dolores musculares, tensión, náuseas, palpitaciones, cansancio, sensación de ahogo y problemas de estómago. Para evitar estas complicaciones, los especialistas aconsejan: l Preparar el terreno: para evitar el choque abrupto, y generar un clima acorde con la vuelta al trabajo, se recomienda en los días previos realizar actividades físicas (sobre todo para aquellas personas cuyos trabajos sean más bien físicos). O lectura de libros para aquellos con un trabajo cuya carga predominante sea de índole intelectual. l Dieta equilibrada: en forma paulatina, ir eliminando el café, el tabaco, el alcohol y la comida chatarra. En definitiva, todo lo que se consumió en demasía durante las vacaciones. l Actitud positiva: tratar de rescatar los aspectos positivos del trabajo y quedarse con ellos, olvidando o tratando de evitar darles importancia a los negativos. Claro que siempre es más placentero estar de vacaciones, pero puede lograr concentrarse en lo que más le gusta de su trabajo y disfrutarlo también. l Técnicas de relajación: muchos especialistas aconsejan practicar disciplinas como el yoga o la meditación, y también darse masajes corporales shiatsu, que son de mucha ayuda para alivianar los traumas y tensiones propias de la vuelta al trabajo.


Fuente:

DiarioHoy.net

25 de Enero de 2008



No olvides visitar