miércoles, 23 de enero de 2008

El placer de ser tocado


Las contracturas producidas por el trabajo se solucionan gracias a los masajes

Síntomas
BostezosEste acto reflejo del cuerpo es la forma que tiene el cerebro para oxigenarse. Si lo repite a menudo y a deshoras, es momento de darse un respiro.RespiraciónLos suspiros constantes indican falta de respiraciones completas. También son preocupantes las inspiraciones cortas y la necesidad de abrir la boca.Mareos y jaquecasLas cervicales cargadas presionan los nervios de la zona y provocan sensación de vértigo, dolores de cabeza y mareos.


Falta de sueño, malas digestiones o malestar: la mala salud muscular puede ser la causa. Levantarse por la mañana, tras un sueño supuestamente reparador, y darse cuenta de que hay partes de nuestro cuerpo que nos duelen. Partes que, a priori, no tenemos lesionadas o sobre las que no hemos ejercido un especial esfuerzo. Éste es el síntoma de que ha llegado el momento de parar y resetear nuestro cuerpo.“Hay personas que tienen mareos o dolores de cabeza y que por más pruebas que les hagan no acaban de descubrir su origen”, explica Graciela Zárate, directora de Zensei, “y lo más probable es que tengan los músculos bloqueados y ni siquiera se hayan dado cuenta”.La contractura muscular es una de las lesiones silenciosas más habituales entre los trabajadores. Sus síntomas se van acumulando y en muchas ocasiones no se les da la importancia que tienen. Una contractura puede provocar otros problemas a largo plazo.Relajación  El sonido de una fuente zen, el suave aroma de un incienso de vainilla, el susurro de unos pasos sobre tatami. Desconexión total con el mundo exterior. Éste es el primer paso para lograr superar los problemas físicos. Después, elegir la sesión: descontracturante, tailandés o chino. Los mejores.Descontracturante Es el mejor tratamiento de choque. Las sesiones son de una hora o 30 minutos, aunque al principio es preferible la versión larga para trabajar mejor toda la musculación. Este tipo de terapia se realiza sobre la piel desnuda en la que se aplican aceites para facilitar el trabajo del fisioterapeuta. Se trata de encontrar el nivel de presión que se debe ejercer sobre cada zona para desbloquearla. Tailandés Ataviados con un pijama de algodón, los pacientes notan cómo el fisio estira las cadenas tendinomusculares con el uso de todo su cuerpo. La energía del cuerpo circula, y se mejoran la flexibilidad y la vitalidad. Además, por la forma en que se da el masaje, permite al paciente tener tiempo para meditar.Tui-na o Chino Siguiendo la filosofía de que existen zonas reflejas de los órganos en todo el cuerpo, este masaje utiliza técnicas milenarias para desbloquear, estirar y eliminar las adherencias entre piel y músculo. Su influencia es depurativa y estimula la irrigación sanguínea de órganos y vísceras.Pero después de tanta teoría, lo que apetece es la práctica. En todas las ciudades existen centros especializados en fisioterapia. En Madrid, http://www.zensei.net/ añade además el componente relajante de la filosofía zen.


Fuente:

Metro Internacional

23 de Enero de 2008



No olvides visitar