miércoles, 7 de mayo de 2008

Fortalece la autoestima de tus hijas



La autoestima es un valor que permite a las personas salir adelante en cualquier situación de la vida, y en las adolescentes su pérdida es un factor de riesgo importante para su salud y su vida



Si eres de las mujeres que a menudo se preguntan ¿cómo debo educar a mis hijas?, ¿lo estaré haciendo bien?, ¿seré una buena madre?, es importante que sepas que no eres la única que piensa estas cosas y que como tú, existen otras mamás que están en busca del bienestar de sus hijas, procurando hacer de éstas, personas felices y seguras.
Debido a las inquietudes que las madres expresan constantemente con relación a estos temas, se han llevado a cabo investigaciones sobre el vínculo madre e hija y cómo puede influir en la manera en que la niña percibe la imagen corporal y desarrolla su autoestima y aunque existen otros elementos que intervienen en la autoestima, como compañeros, novios y el entorno, las madres juegan un papel importante para influenciar que tan amplia o estrechamente una joven define "la belleza" y por ende como se siente respecto a los demás reflejando una autoestima baja o alta según sea lo que haya aprendido.
Como consecuencia a esto Dove® realizó un estudio global titulado: "Más allá de los estereotipos: En reconstrucción de los cimientos sobre las creencias acerca de la belleza" en donde algunos de los resultados del estudio reportaron que "La mitad de las mujeres desearon que sus madres les hubieran hablado con más frecuencia sobre su belleza e imagen corporal cuando estaban en crecimiento".
A partir de los resultados de este estudio surgió la idea de crear conciencia sobre este importante vínculo, y se planteó que si las madres pudieran volverse más conscientes de sus actitudes hacia sus propios cuerpos y los de sus hijas podrían ayudarles a sobreponerse a la influencia de la cultura que plantea estereotipos inalcanzables que hacen que las mujeres y niñas se sientan menos bellas y vivan con baja autoestima.
La buena noticia es que la autoestima es dinámica y por lo tanto puede ser modificada y fortalecida en cualquier etapa de la vida; por ello Fundación Dove para la Autoestima decidió trabajar en ella para que las niñas y mujeres fortalezcan su autoestima y puedan tener una vida más plena. Además ha diseñado talleres con el objetivo de influir de manera positiva en la autoestima tanto de las pequeñas como de sus mamás y fortalecer las relaciones asertivas y sanas entre ellas. En este taller se distribuye el manual "Tu verdadero ¡YO!", una herramienta creada por la fundación cuyo objetivo es elevar la autoestima al alentar a las madres e hijas a reconocer su propia y única belleza interior
Tomando en cuenta tus inquietudes y ahora que ya conoces la importancia de este vínculo y lo impactante que puede llegar a ser no tener una buena comunicación con tus hijas, te invitamos a que leas estos sencillos consejos que te ayudarán a mejorar los canales de comunicación familiares y afectivos para reforzar una autoestima sana en tus hijas:
Evita comentarios negativos acerca de tu propio cuerpo y tus propios hábitos. Recuerda que si estás constantemente preocupada acerca de tu apariencia física podrías pasarle estas preocupaciones a tus hijas.
Recuerda que las personas somos de todo tipo de color de piel, estatura, complexión, tamaño de nuestros órganos, pero también que ¡somos mucho más que un físico!
No presiones a tus hijas para que sean súper estrellas, excesivamente motivadas a tener siempre más logros o a que sean perfectas.
Involúcrate en la vida de tus hijas y mantente al tanto del tipo de mensajes que están recibiendo en su escuela, de sus amigos, maestros y entorno. Platica con tus hijas sobre estos mensajes e intenta contrarrestar estos mensajes con valores acerca de la diversidad del peso y el tamaño.
Ayuda a tus hijas a desarrollar intereses y herramientas enfocadas en la expresión personal y satisfacción propia sin poner demasiado énfasis en la apariencia física.
Promueve un ambiente relajado y amistoso durante las comidas. Orienta adecuadamente su hábitos alimenticios para que tengan problemas que las lleven a desarrollar conductas peligrosas, y en tal caso pide siempre la asesoría de un nutriólogo.
Escucha a tus hijas. Crea espacios adecuados y tiempos destinados a realmente comunicarte con ellas. Pero ten presente que si ellas te quieren platicar algo, ese es el momento para escucharlas y no despúes o al día siguiente. Nunca debes estar lo suficientemente ocupada para no escucharla en caso de que veas que es importante para ella.
Habla con tus hijas sobre la autoestima, la imagen corporal y lo que significa la belleza. Una de las influencias más importantes en la vida de una chica es su madre. Ya seas madrastra, tía, abuela, hermana mayor o buena amiga, el papel de 'madre' es importante y necesario en el desarrollo de una chica. Para ofrecer a tu hija la fuerza y el valor que necesita para sentirse guapa en un mundo que podría cuestionar sus valores, quizás tengas que hacer un examen de conciencia con respecto a tus propias sensaciones sobre la belleza.
Ahora que te diste la oportunidad de leer estos sencillos consejos te invitamos a que los pongas en práctica, sumado a esto si deseas tomar un taller madres e hijas no dudes en dar los datos de la escuela de tus hijos al teléfono 55 20 95 64 si estás en la Cuidad de México o al 01 55 55 20 95 64 si estás en el interior de la República para favorecer la convivencia con tus hijas y fortalecer su autoestima, herramienta que sin duda le ayudará a superar siempre los problemas de su vida.

Fuente:

Esmas.com

8 de Mayo de 2008



No olvides visitar