martes, 27 de mayo de 2008

Gimnasia para la piel


LOGRAR UN ESTADO DE BIENESTAR QUE PERMITA IRRADIAR VITALIDAD Y PERSONALIDAD ES LO MÁS RECOMENDABLE QUE UN SER HUMANO PUEDA HACER, YA QUE MANTIENE EL CUERPO Y LA MENTE EN EQUILIBRIO, ADEMÁS DE BUEN HUMOR Y UNA VISIÓN OPTIMISTA.
Bien dicen que la primera impresión jamás se olvida, y este dicho se aplica muy frecuentemente a lo que denota el rostro y la piel de todo el cuerpo; se puede decir si la persona está feliz o triste, si por sus gestos manifiesta preocupación o está tranquilo y, por supuesto, si se ve joven o no.

Deconectarse del mundo y relajar la mente es una alternativa que seguro ayuda a hidratar la piel en un proceso natural.
Este último concepto lo define el tema del bienestar. Si la persona se ve realizada, con metas a futuro, seguro su rostro es jovial; si, por el contrario, se llena de problemas, seguramente en apariencia parecerá más años de los que tiene.
Rejuvenecer el cuerpo. Para poder tener una piel joven se debe tener conciencia de que se necesita de los antioxidantes para poder luchar contra los radicales libres; éstos son unos residuos que favorecen el envejecimiento de la piel. El organismo es capaz de desarrollar por sí mismo antioxidantes para contrarrestar los efectos de los radicales libres, pero también es beneficioso que se aporte con una dieta un aporte extra de antioxidantes para rejuvenecer tu piel.
¿Qué alimentos son ricos en antioxidantes?. Una dieta rica en antioxidantes ayuda a cuidarse interiormente y mantener un aspecto saludable; gracias a los cítricos, frutos secos y otros alimentos se mantiene la piel radiante y rejuvenecida.
Incluyendo estos alimentos en la dieta ayudarás a luchar contra el envejecimiento de la piel:
Vitamina C: los cítricos en general, kiwi, fresas, tomates y vegetales frescos.
Vitamina E: frutos secos, aceite de oliva, huevos.
Beta-carotenos: frutas y verduras en tonos amarillos y naranjas.
Cobre: frutos secos, productos de soja, legumbres.
Flavonoides: cebolla, ajo, té, cerveza, vino, espinacas.
Glutatión: espinacas, ajo, maíz, patatas.
Lipoceno: tomates.
Selenio: levadura de cerveza, germen de trigo, cereales integrales, hígado, cebollas, espárragos.
Zinc: huevos, hígado carnes, levadura de cerveza.
Bronceado de playa. Con una dieta, también se puede lograr un buen bronceado de la piel. Ésta se debe preparar para los rayos de sol y tomar un tono dorado y por tanto un buen bronceado. Para ello tienes que llevar una dieta equilibrada e incluir algunos alimentos.
El alimento por excelencia para tener un buen bronceado es la zanahoria; posee caroteno, que va a estimular el bronceado y alargarlo, pero además de este alimento también hay otros que influyen como son los alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E.
Vitamina A: huevos, maíz, melón, mandarina. Frutos secos como el cacahuate y la almendra. En verduras también encontramos mucha vitamina A, en la zanahoria, el perejil, los pimientos, el tomate.
Vitamina B: carnes magras, verduras, lentejas, trigo, legumbres.
Vitamina C: cítricos, pimientos, rábanos, frutas como el plátano, sandía, fresas, uvas.
Vitamina E: frutos secos, soja, aceite de girasol.Programa de tres semanas
Ejercicio. Se denominan los “cinco tibetanos” los ejercicios que son considerados como la fuente de la juventud. Refuerzan los tejidos conjuntivos y reafirman la piel.
Relajación. Durante un fin de semana dirígete a todos tus sentidos. Desconecta de la mente todo lo que no se relacione con tus sentidos. Disfruta del momento y relaja los nervios.
Nutrición. Dale a tu cuerpo lo que requiera para un abastecimiento óptimo. Los aminoácidos y los ácidos sílicos son los responsable de un cabello brillante y uñas fuertes.


Fuente:

El Siglo de Durango

27 de Mayo de 2008



No olvides visitar