lunes, 12 de mayo de 2008

Los dermatólogos alertan del aumento de los clientes en los centros de bronceado artificial


¿Si la gente sabe que produce cáncer de piel, no entendemos porqué cada día son más los que eligen el bronceado artificial? Esta pregunta es la que se hacen a diario decenas de dermatólogos que han notado un aumento de personas que utilizan con más frecuencia las lámparas de rayos ultravioleta. Las califican como un enorme peligro. Centenares de personas lo utilizan estos días para conseguir un buen bronceado antes del verano.En las últimas semanas, decenas de centros de estética han aumentado su clientela de personas que buscan llegar al moreno ideal de cara al verano y evitar quemarse en la playa. La moda de los últimos meses es la instalación de cabinas verticales de bronceado en los gimnasios y centros de belleza donde, en ocasiones, las deficiencias escapan al control de las autoridades sanitarias.No obstante, los especialistas advierten que los rayos UVA no tienen necesariamente que aumentar el riesgo de sufrir un melanoma (tipo de cáncer de piel). Pero los rayos de sol y ultravioleta (son iguales de peligrosos) se acumulan en la piel y producen daños que suelen aparecer durante los años posteriores. La mayoría de los casos suelen manifestarse entre los cuarenta y los cincuenta años.Culto al cuerpo«Estamos en una sociedad de culto al cuerpo donde estar pálido no es bonito. Esta comprobado, científicamente, que el bronceado artificial produce cáncer. Por estas fechas, los centros donde se ofrecen estos servicios aumentan su clientela. No es malo hacerlo una vez de forma puntual, pero muchas veces es peligroso. Si lo usas muy seguido, por un tiempo largo, será cuando comiencen los problemas», explicó el jefe de Dermatología del Rosell, Ángel López Ávila.El doctor López indicó que más de medio millar de personas en Cartagena fueron tratadas de cáncer de piel durante el 2007. Una cifra que se incrementa con respecto al año anterior en medio centenar de casos. «Los estudios para saber si ha aumentado la enfermedad, se tienen que hacer a los cinco años. Hay un aumento pero no es del todo significativo hasta que no se vea la evolución», añadió el jefe de Dermatología del Rosell.Los dermatólogos han comprobado como en los últimos años años ha cambiado el perfil de los afectados. Ahora se están operando a personas de noventa años y extranjeros, dos colectivos que han pasado muchos años al sol y que ahora ven las consecuencias de no haber usado la debida protección. Por ese motivo, recomiendan a los jóvenes que cambien de hábitos para que a los 40 o 50 no padezcan cáncer de piel. No obstante, algunos pacientes son más propensos a esta patología por algún factor genético.En los últimos años, los especialistas del Rosell extirpan como media más de trescientos tumores basocelulares, un cáncer de piel no melanoma muy frecuente y operan cerca de cincuenta más graves. Asimismo, un centenar de personas sufren un cáncer superficial, que son quemados o eliminados con un tratamiento de crema.Los especialistas recomiendan usar siempre protección frente sol cada vez que se sale a la calle, mucho más durante las horas centrales del día. Hay que hidratarse habitualmente y, sobre todo, recuerdan la peligrosidad de la influencia de la moda estética al querer estar bronceado en época estival.


Fuente:

laverdad.es

12 de Mayo de 2008



No olvides visitar