jueves, 22 de mayo de 2008

¡Más guapa que nunca!



En esta etapa en que la belleza toma un significado diferente, toma en cuenta los cuidados necesarios para evitar las estrías y la hinchazón


El embarazo es una etapa muy bella por el significado especial que encierra, ser mamá y dar vida a un nuevo ser es sinónimo de emoción y cambios. Si estás preparada para que no causen serias transformaciones en tu cuerpo, entonces los nueve meses que durará esta aventura serán hermosos.
Maternidad: seguro de belleza
Si piensas que el embarazo te hará lucir menos linda o te causará malestares insoportables, sigues estos consejos que te serán de gran utilidad:
1. Dile adiós a las náuseas. Los primeros meses son los que más cambios causan en tu organismo y es la época de las náuseas matutinas. No te alarmes, una galleta salada en tu buró puede ser la solución para no sufrir este malestar.
2. Evita la aparición de estrías. Para que tu cuerpo no sufra la pérdida de elasticidad y firmeza, utiliza una crema hidratante. El estiramiento de la piel se produce rápidamente en tu vientre y senos, por eso es necesario que te apliques todos los días un producto con ingredientes naturales como aloe vera o miel de abeja, para darle más suavidad a tu piel y prepararla para el estiramiento.
3. No más pies hinchados. Las compras de la ropa para el bebé, los muebles para su cuarto o juguetes te hacen recorrer grandes distancias, lo que causa que se te hinchen los pies. Para evitar que la retención de líquidos afecte tus piernas utiliza unas medias de compresión que las mantengan firmes y te ayuden a estimular la circulación sanguínea. Al terminar tus actividades, sumerge tus pies en agua con sales de baño. Después levántalos lo más alto que puedas y esto ayudará a que la circulación se active.
Aliméntate bien y duerme suficiente
Otro de los factores que te ayudan a mantener la vitalidad de tu organismo es una buena alimentación y el descanso.
El mito de “comer por dos porque somos dos” es falso. Es mucho más importante que consumas ingredientes bien balanceados que comer en grandes cantidades, ya que esto puede causarte anemia a largo plazo.
Es necesario que consumas ácido fólico y vitamina B en tu dieta, estos suplementos se pueden encontrar en los granos integrales, el pan o las pastas.
Los lácteos que tomes deben estar pasteurizados para evitar que te contagies con algún virus. Hierve el agua y las verduras, cocina bien las carnes blancas o rojas y pescados y desinfecta todas las frutas para no intoxicarte.
La relajación es otra fuente de belleza que no puedes pasar por alto. El estrés no es bueno para el bebé y es por eso que debes dejar todas las presiones atrás para no preocuparte de más.
Las horas de sueño son importantes y hay que intentar descansar entre siete y ocho horas diarias y tomar una siesta después de la comida.


Fuente:

Esmas.com

22 de Mayo de 2008



No olvides visitar