lunes, 5 de mayo de 2008

Secretos de Spa todos los días


La incorporación de algunos de estos secretos a tu día te harán sentir bien, calmada y recuperada rápidamente !Y sin tener que hacer cita previa con el spa!Ahh... El Spa! Sus plácidos sonidos, la media luz y los tratamientos refrescantes son solo lo que te recetó el médico para incorporar paz y serenidad a la agitación de tu vida ocupada. Pero la mayoría no tiene tiempo (o fondos) para interrumpir la rutina diaria y hacer que las visitas al Spa sean algo más que un deleite ocasional. Por fortuna, hay muchas maneras de consentirse con “espectaculares” experiencias todos los días.UN ESTADO MENTAL SERENO1. Ducha para las preocupacionesEn cuanto te despiertes cada mañana, entra a un santuario de Spa con una ducha revitalizadora. Comienza actualizando la ducha con un cabezal gigantesco de regadera, que proporcione una experiencia estilo aguacero sólido y vigorizante que envuelva todo tu cuerpo en chorros de agua de alta potencia. Si prefieres una mayor variedad de chorros, prueba con un cabezal de funciones múltiples. 2. Crea una agradable “aromatmósfera”En cuanto entres en la ducha, sigue estimulando tus sentidos con suaves aceites de aromaterapia en tu cuerpo. Los productos con aceites esenciales proporcionan beneficios psicológicos y físicos; el aroma estimula el cerebro, mientras que los aceites dejan la piel limpia y húmeda.3. Música para el estado de ánimoLa música tiene poderosos efectos en el estado de ánimo. Varios estudios han demostrado que la música puede aliviar la tensión y estimular el estado mental. Cuando inicies o concluyas tu día de trabajo, deja las presiones y el estrés fuera de tu vehículo, sintonizando los “Top-40” para disfrutar de armonías más tranquilas. 4. Menos estrés en el trabajo¿El trabajo te provoca estrés y tensión? Dedícale unos minutos al arte de la reflexología ante tu escritorio. Esta antigua técnica consiste en aplicar presión a los puntos reflejo de las manos, para mejorar la circulación y estimular la relajación. Comienza pellizcándote las yemas de los dedos. Luego, agarra cada dedo por su base y jala con firmeza. Deja que el dedo se vaya aflojando ligeramente, desde la base hasta la punta, soltando paulatinamente. Al cabo de breves minutos sentirás menos estrés y estarás listo para terminar el día laboral.5. Pies elegantesIndependientemente que tenga que trabajar de pie, o tenga que padecer esos zapatos de moda, pero incómodos, el final de tu día laboral puede dejarte los pies adoloridos e inflamados. Afortunadamente, la incorporación del tratamiento de los pies a tu día es simple, e incluso puedes seguir haciendo otras tareas. Prueba con un baño de pies con una amplia gama de variantes como burbujas, chorros de agua, para energizar las plantas de los pies. También puedes -para un tratamiento fácil y económico- usar una botella plástica pequeña de agua congelada y, rodarla sobre los pies para estimular los puntos de presión y reducir la inflamación. Ambos tratamientos refrescarán tus pies fatigados y son lo suficientemente sencillos como para que los disfrutes mientras realizas otras faenas.


Fuente:

Atlanta Latino

5 de Mayo de 2008



No olvides visitar


a