viernes, 3 de octubre de 2008

Curso rápido de automaquillaje para tus ojos


Los ojos son una de las partes más importantes del rostro. El maquillaje es el perfecto aliado de las mujeres para realzar la belleza de los mismos; todo un mundo de contrastes y color por combinar para crear una mirada perfecta y de lo más seductora y llamativa. Sin embargo, conseguir unos ojos bien [...]

Los ojos son una de las partes más importantes del rostro. El maquillaje es el perfecto aliado de las mujeres para realzar la belleza de los mismos; todo un mundo de contrastes y color por combinar para crear una mirada perfecta y de lo más seductora y llamativa. Sin embargo, conseguir unos ojos bien maquillados no es tan fácil como puede parecer. Te damos algunos consejos prácticos para que deslumbres con tu mirada: un pequeño curso de automaquillaje.
Hoy día, existe una gran variedad de productos cosméticos para lucir una mirada de infarto; desde los básicos correctores, hasta las sombras más variadas en tonalidad, pasando por delineadores y máscaras de pestañas de última generación. Todo está al alcance de tu mano, tan sólo debes saber cómo hacerles un buen uso.
Pasos básicos
Los tres pasos básicos para un buen maquillaje de ojos son tres: base, color y definición. En primer lugar, deberás utilizar una sombra clara, mate o cremosa, que sirva como base del resto de los colores y que resalte el hueso de la ceja. Aplícatela en todo el párpado, desde las pestañas hasta la ceja.
La sombra de color te dará forma y marcará el ojo, siendo preferible utilizar sombras mate y aplicándolo en el párpado, hasta la zona del pliegue. Por último, es necesario darle cierta definición a tu mirada. Para ello, deberás utilizar sombras más oscuras, aplicándolas en el extremo exterior del ojo.
Mirada perfecta
Hay una serie de recomendaciones que debes seguir para no arruinar el maquillaje de tus ojos; con un poco de práctica y conociendo algunos pequeños trucos, conseguirás un maquillaje perfecto:
-No olvides que la base de todo maquillaje debe ser, ante todo, la hidratación. Al igual que te aplicas crema hidratante antes de maquillarte el rostro, deberás hacer lo mismo con los párpados. Aplica una ligera base de maquillaje y para matizarlo, aplícate polvos.
-Es preferible que optes por sombras difuminadas, que darán luminosidad a tu mirada, eligiendo colores que contrastes con el color de tus ojos. Descarta trazos muy marcados, ya que endurecerán la expresión de tu rostro.
-Además de contrastar el color de la sombra con el de tus ojos, es recomendable que utilices los productos dúo, es decir, una más clara y otra más intensa. El color claro te aportará luz mientras que el color oscuro realza y corrige las formas del ojo.
-Y recuerda que, la forma de tus ojos es fundamental para realzar sus virtudes y matizar sus defectos. Así, encontrarás un maquillaje para cada tipo de ojos: separados, muy grandes, muy pequeños, etc.
La aplicación del color
Dependiendo del color que elijas para tus párpados conseguirás un efecto u otro, de ahí la importancia de saber elegir los colores que mejor nos sientan:
-Las tonalidades oscuras hacen aumentar la profundidad de los ojos, pero hay que tener mucho cuidado en su aplicación, acordándonos de difuminarlo muy bien para no endurecer nuestra expresión en exceso.
-Con los colores claros conseguirás centrar la atención en una zona determinada para que parezca más grande o prominente.
Utensilios para definir tu mirada
El lápiz es el mejor utensilio para agrandar el ojo e intensificar la mirada. Deberás aplicarlo justo en el borde las pestañas (tanto arriba, como abajo) y difuminarlo al máximo; existen numerosas tonalidades para todos los gustos. Otro de los utensilios es el Khol; un lápiz aparentemente corriente pero con una mina especial. Sitúate en un sitio muy bien iluminado y con un poyete donde poder sostener el codo, para que no te tiemble el pulso. Son ideales para pintar tu mirada de auténtico misterio.
El Eye-Liner apareció en los años cincuenta y la moda lo ha devuelto a la actualidad. Su textura como su trazado han sido considerablemente aligerados y su fórmula enriquecida. Otra de las opciones son los lápices sombreados (con una punta gruesa) para los párpados; son muy prácticos para un maquillaje rápido, pero poco precisos para uno más elaborado.
Algunos trucos
-Para hacer la mina del lápiz más blanda e impermeable, caliéntalo con un mechero durante dos segundos y luego sopla para enfriarlo. Su textura será mucho más cremosa y más fácil de aplicar.
-Un trazo con lápiz blanco en el borde del párpado superior e inferior ilumina y da dinamismo a la mirada.
-No olvides que los colores son un principio básico: los tonos claros resaltan y ponen de relieve, los oscuros hunden y profundizan.
Ya sabes, tan sólo tienes que jugar con los utensilios necesarios y los colores para conseguir que tu mirada llame la atención vayas donde vayas.Source: El mundo de la mujer


Fuente:

SLF

3 de Octubre de 2008



No olvides visitar