viernes, 3 de octubre de 2008

A lucir las canas


Las canas son las compañeras infalibles de todo ser humano.
A unos les salen a edad temprana; a la mayoría, por lo regular, pasando los 40.
Por vanidad o por prejuicio, el cabello canoso causa terror en la mayoría de las mujeres. Pero, como en toda situación, existen las que optan por llevar las canas con orgullo.
Patricia Sturla, consejera de estilo y directora de la escuela de modelaje que lleva su nombre, dice que por lo regular las mujeres entre los 55 y 75 años son las que deciden lucir sus canas porque están en una etapa de la vida en la que desean ser ellas mismas.
Los ejemplos más evidentes son varias artistas famosas que han optado por no teñirse el cabello y que lucen sus canas sin problema.
"No es una cuestión de estilo sino de decisión personal", acota Sturla, quien asegura que el cabello canoso luce bien en cualquier mujer que se siente segura de sí misma o no tiene miedo de revelar su edad.
Señala que es importante cuidar esmeradamente la imagen y el cabello cuando se decide llevarlo canoso porque de lo contrario la persona se verá descuidada.
Ariel Arlín, estilista y propietario de un salón de belleza en Studio City, comenta que para no lucir de tanta edad es importante escoger un corte moderno.
Es increíble, pero a veces con este simple detalle la persona se puede quitar de encima hasta unos 10 años", denota Arlín.
El peluquero profesional sostiene que el cabello canoso necesita mucho más cuidado que el pintado, ya que tiende a ser grueso, ondulado, sin brillo y muy difícil de peinar.
"Y no hay nada que se pueda hacer para evitar este cambio natural que se da cuando las hormonas del cuerpo están en declive", dice.
Sin embargo, asegura, la condición no lleva a una experiencia negativa si periódicamente se despunta y se mantiene con estilo, para prevenir que luzca desordenado.
Dice que una de las principales luchas que enfrenten quienes deciden tener su cabellera blanca es la tendencia que tiene la cana de adquirir un color amarillo opaco.
"La solución para esto es un champú de color violeta que a medida que se usa va platinando la cana, dándole brillo y un toque de distinción.
Otro de los remedios para avivar el cabello canoso son "los oscuritos". Arlín explica que estos consisten en mechones grisáceos o negruzcos que dan brillo y tienen la ventaja de no contrastar tanto con la raíz blanca del cabello.
Comenta que en la última década los del sexo masculino están entrando también en el tema de la vanidad y el cuidado o disimulo del cabello canoso.
"Una gran mayoría [de hombres] se está pintando el cabello canoso. Compiten en las sillas de los salones con sus compañeras tiñéndose de rubio o mandándose a hacer rayitos muy disimulados. Hoy, en realidad, los hombres que se están dejando su cabello completamente blanco son aquellos que quieren verse interesantes y hasta sexis".


Fuente:

La Opinión

3 de Octubre de 2008



No olvides visitar