viernes, 31 de octubre de 2008

Unos senos perfectos


Lucir unos senos armoniosos y en perfecta posición es posible. La belleza de tu cuerpo está en tus manos.

Por: Revista Fucsia.com El paso de los años, los embarazos y la gravedad son los enemigos de un busto perfecto. No te atemorices al verte al espejo, basta con estimular tu piel y elasticidad por medio de sencillos pasos para recuperar la firmeza de tus senos. - Como primera medida no olvides aplicar en tu busto cremas hidratantes y/o vitamina E. Masajéalo suavemente con estos productos, preferiblemente después del baño. - Usa siempre sostén, esto te ayudará a ir en contra de la gravedad. Procura que no te apriete en la parte superior de los hombros ni en la parte baja de los senos. - Evita bañarte con agua caliente por la flacidez que causa en tus tejidos. Si lo haces, deja caer un poco de agua fría sobre tu busto al final del baño. - En días soleados protege tus senos con un filtro solar. Esta parte del cuerpo es una de las más susceptibles a los rayos ultravioleta. - Moldéalos con ejercicios básicos. Basta con tener un par de pesas que no pasen de 2 kilogramos cada una y una colchoneta. Es importante que uses un sujetador deportivo. Los 3 ejercicios básicos son: 1. Apoyada en una colchoneta y con una rodilla flexionada y la otra estirada, flexiona y estira el brazo contrario a la rodilla que tienes doblada. Haz tres repeticiones de 10 veces por cada brazo. 2. Acuéstate en el suelo o en una banca. Con una pesa en cada mano, dobla tus brazos a la altura del pecho con tus palmas hacia adentro. Las pesas deben alcanzar tu busto. Realiza tres series de diez repeticiones cada una. 3. Acuéstate en el suelo y con las pesas en cada mano sube los brazos con un movimiento circular como si fueras a abrazar a alguien. Las pesas deben tocarse. Repite el movimiento en tres series de ocho. Las bandas elásticas son un excelente recurso adicional, que puedes encontrar fácilmente en tiendas de artículos deportivos. Enrolla un tramo de la banda en cada mano y, con los brazos flexionados a la altura del pecho, estira y afloja con mucha fuerza. Haz dos series de 30 estiramientos.



Fuente:

Revista Fucsia.com

31 de Octubre de 2008



No olvides visitar