martes, 28 de octubre de 2008

¿El fin de las corbatas?


Los armarios estaban llenos con corbatas, delgadas, anchas, coloridas, formales, muchas de ellas regaladas. Pero ahora da la impresión de que ese pedazo de tela, cuyo propósito es puramente estético, puede haber entrado en su ocaso. Algunos expertos de la etiqueta empresarial nos dan su veredicto.
Ya no son lo que eran
Si bien los hombres las han estado usando por siglos y fueron durante mucho tiempo símbolo de masculinidad, las corbatas ya no representan lo que antes. En años recientes, muchas compañías han adoptado un código de vestimenta casual para la oficina. Una encuesta Gallup efectuada en Estados Unidos el año pasado indicó que apenas el 6 por ciento de los hombres se ponían corbatas para ir a trabajar, comparado con el 10 por ciento en el 2002. Más de dos tercios de los entrevistados aseguraron que jamás se pondrían una corbata para ir a trabajar, comparado con el 59 por ciento de cinco años atrás.
Fotos
¿El adiós a las corbatas?
Muchos se preguntan si esto ha tenido impacto general en el profesionalismo y productividad de las empresas, explica Dallas Teague Snider, entrenador de etiqueta empresarial y fundador de Make Your Best Impression. “Es cierto que cuando uno está vestido de una manera más profesional, se conduce con más seguridad. Pero yo siempre recuerdo aquél dicho que dice: 'Vístete para el trabajo que quieres', y sostengo que es mejor errar por el lado más conservador y profesional de vestir para ir a trabajar”, añade Snider.Su origenSe dice que el origen de la corbata se remonta a comienzos del 1600, cuando combatientes croatas se colocaron telas alrededor del cuello antes de una batalla.Por mucho que cueste creerlo, los hombres lucieron todo tipo de cosas alrededor del cuello por siglos. Hasta que en la década de 1920 nació la corbata moderna y fue prontamente adoptada por los empleados de oficinas.La corbata siguió ganando popularidad hasta los años 60 y 70, en que alcanzó su máximo esplendor. Pero esos días han quedado en el olvido.Cada vez hay menos fabricantes. En Estados Unidos quedan unas dos docenas, comparado con los más de 600 de hace medio siglo. Y su cierre es visto como una confirmación de que la corbata ha pasado a mejor vida.


Fuente:

Univision.com

28 de Octubre de 2008



No olvides visitar