jueves, 28 de agosto de 2008

El aceite de oliva, fuente de belleza


Existen múltiples recetas caseras que pueden realizarse con su ayuda ¿Sabía que el aceite de oliva no sólo es un magnífico aderezo para los platos, sino también para la belleza Además de ser un inmejorable ingrediente para la salud, como base de la dieta mediterránea, muy probablemente el de oliva fue también el primer [...]
Existen múltiples recetas caseras que pueden realizarse con su ayuda ¿Sabía que el aceite de oliva no sólo es un magnífico aderezo para los platos, sino también para la belleza Además de ser un inmejorable ingrediente para la salud, como base de la dieta mediterránea, muy probablemente el de oliva fue también el primer aceite utilizado en tratamientos para mimar la piel y su cabello. A lo largo de los siglos, se ha utilizado no sólo como alimento natural, sino también como ung?ento medicinal y como óleo sagrado.Le desvelamos algunas recetas caseras que pueden realizarse con su ayuda y que pueden ser de gran utilidad para su belleza. El pelo muy seco recupera el brillo y la vitalidad perdidas si se cubre de aceite antes del lavado, extendiéndolo cuidadosamente por medios y largos (evitando raíces), y masajeando mechón a mechón, insistiendo en las puntas. Para potenciar el efecto, puede cubrir el cabello con un gorro de ducha y dormir con él, lavándolo con agua caliente a la mañana siguiente. Una receta tan mediterránea como el limón y el aceite de oliva mejoran de forma inmediata el brillo de las uñas.Tras retirar todo resto de esmalte, frote la superficie de la uña y la cutícula con medio limón, lo que ayuda a eliminar manchas como las de tabaco.Después, sumerja las uñas en unas gotas de aceite templado (que no caliente!), haciendo un pequeño masaje sobre las cutículas para ablandarlas. Si desea aplicar esmalte posteriormente, deberá retirar todo resto de grasa para asegurar su adherencia. Cuando la piel del cuerpo está muy seca y necesita una hidratante muy untuosa, puede enriquecer su fórmula habitual añadiendo unas gotas de aceite de oliva a su crema de siempre. Sin embargo, no debe excederse en la cantidad si no quiere acabar oliendo a ensalada. Source: El mundo de la mujer


Fuente:

Seguílaflecha.com

28 de Agosto de 2008



No olvides visitar