miércoles, 13 de agosto de 2008

La piel seca, como de serpiente



Esa sensación de estar en el ardiente desierto y no encontrar una sombra se debe a que la dermis se encuentra deshidratada en extremo

Silvia Ojanguren El Universal Martes 12 de agosto de 2008 Una piel seca sufre por falta de humedad, lo cual tiene entre sus principales causas radican factores genéticos, cambios hormonales, toma de medicamentos y envejecimiento biológico. La epidermis debe ser hidratada parta que no pierda sus cualidades protectoras del cuerpo humano.
Es cierto que normalmente se habla de la piel recesa al tocar el tema de la belleza, pero la salud dérmica va mucho más allá de las cuestiones estéticas.
A buena sombra
Nadie debe olvidar que la piel es el órgano más grande del cuerpo, su capa protectora ante las agresiones del medio ambiente. Un 70% es agua, minerales (sodio, potasio, calcio, magnesio y cloro), carbohidratos y proteínas como colágena y queratina.
Las capas que protegen la piel son tres: epidermis, dermis e hipodermis, contienen dos glándulas: sudoríparas y sebáceas, encargadas de fabricar el manto hidrolipídico, conocido como factor natural de humectación, el cual se forma con sudor, agua y aire para constituir una defensa natural, además de hidratarla, reteniendo la humedad.
Cada persona tiene su tipo de piel y debe reconocerlo, así sabrá mejor como cuidarla. Las variedades son normal, seca, sensible, mixta, grasosa, madura o envejecida.
Salud dérmica
Una piel sana contiene cierta cantidad de agua y grasa, elementos que la mantienen lubricada y libre de infecciones, pero en ocasiones alguno de los dos compuestos, o ambos, no alcanzan los niveles necesarios para cumplir su función y entonces llegan los problemas.
De acuerdo con la Fundación Mexicana para la Dermatología esto puede empeorar en los meses de frío, sobre todo en la temporada invernal, ya que la piel sufre deshidratación debido a que con las bajas temperaturas cae la humedad relativa del aire y esto llega a resecar y deshidratarla.
Enrique García, dermatólogo y presidente de la Fundación Mexicana para la Dermatología, dice que es importante saber que debido a trastornos en el proceso de queratinización (que permite que la piel se renueve cada 28 días) se reduce notablemente la concentración de un hidratante natural llamado urea, lo que deriva en disminución de la capacidad para retener humedad, característica principal de la piel seca.
Así mismo, quienes sufren este problema llegan a presentar afección en el metabolismo de los ácidos grasos, lo que ocasiona alteraciones en la barrera lipídica de la piel. n problema, es que suele resultar antiestético cuando este exceso de sequedad aparece en partes muy visibles, lo cual tiene consecuencias negativas para la salud, ya que la piel tiene un aspecto escamado, se llena de grietas e irritación, especialmente en las extremidades del cuerpo.
La casa Lubriderm cuenta con algo nuevo, Reparación Intensiva, crema que humecta y repara la piel severamente seca o deshidratada. Clínicamente comprobada para humectar por 24 horas gracias a su fórmula de liberación controlada en la que actúan los novosomas de Karité, activos únicos y extra-enriquecidos con emolientes, que permiten mantener la hidratación natural de la piel, además de ayudar a que la piel recupere su capacidad de regenerarse.

Fuente:

El Universal

13 de Agosto de 2008



No olvides visitar