jueves, 28 de agosto de 2008

Vinoterapia: reafirma, tonifica y rejuvenece la piel



Se sabe que Cleopatra tomaba baños de leche de burra para suavizar su piel y mantenerla bella y radiante. Ahora tenemos a nuestro alcance singular terapia a base de vino, cuyos beneficios son superiores al producto lácteo utilizado por la emperatriz egipcia


Las propiedades del vino van más allá del terreno gastronómico, pues han alcanzado a la salud y belleza, al grado de que en la actualidad diversos spas y clínicas de belleza de distintos países ofrecen entre sus tratamientos la vinoterapia, cuyo objetivo es la búsqueda del bienestar integral.Si una copa de vino tiene la capacidad de estimular la circulación cardiovascular y fomentar el equilibrio de las grasas en el organismo, la uva y sus pepitas combaten eficazmente el envejecimiento gracias a sus vitaminas y antioxidantes, amén de contribuir a que la piel mantenga su elasticidad.“Los primeros tratamientos de vinoterapia comenzaron a realizarse en Burdeos, Francia, donde se observó que los granos de uva son ricos en polifenoles, los cuales aumentan la resistencia de vasos sanguíneos, refuerzan la microcirculación y protegen las fibras de elastina y colágeno. Con cierta rapidez se extendieron a España, Italia, Canadá y Estados Unidos, hasta llegar a México”, indica la cosmetóloga Cristina Morales Nieto, quien agrega que en las zonas con viñedos se han ubicado spas que ofrecen hidromasajes y tratamientos que se realizan con diferentes tipos de vinos, como Cabernet, Merlot, Chianti y Lambrusco.Beneficios medicinalesCabe destacar que un racimo de uvas tiene diversas propiedades; por ejemplo, la cáscara contiene vitaminas, proteínas, minerales, enzimas y polifenoles (sustancias protectoras de las plantas); la pulpa incluye ácidos y azúcares; la semilla posee antioxidantes, y la hoja taninos (compuestos astringentes), potasio, calcio y agua.El poder antioxidante de los polifenoles contenidos en la uva es cien veces más poderoso que el de la vitamina E, muy utilizada para productos de belleza. Esto hace que los tratamientos basados en el vino retarden el envejecimiento de las células del cuerpo.“La uva y sus semillas cumplen con las siguientes funciones: estimular la circulación sanguínea, combatir el envejecimiento y ayudar a mantener la elasticidad de la epidermis. Por todo lo anterior, con las terapias a base de vino es posible reducir el abdomen, reafirmar glúteos, tonificar senos y rejuvenecer la piel”, resalta la entrevistada.Además, el vino tinto resulta más benéfico que el blanco, lo que se debe a que cáscara y semillas de la uva son antioxidantes y combaten los radicales libres, permiten que las piernas hinchadas descansen, atenúan várices, disminuyen el riesgo de padecer flebitis y hemorroides, bajan la presión arterial, alivian calambres musculares, disminuyen alergias, estimulan las defensas, reducen estrés y depresión, y mejoran enfermedades como gota y artritis.Con la bendición del dios BacoLa vinoterapia se basa en los mismos principios de la talasoterapia y balneoterapia, en las que agua o líquidos marinos entran en contacto con la piel para hidratarla, nutrirla y armonizarla, sólo que para lograr su objetivo terapéutico emplea uvas. En México, muchos spas de prestigio ofrecen este servicio; de hecho, la mayoría de los establecimientos practican la exfoliación en todo el cuerpo con pulpa del fruto, inmersión en vino (de 15 a 20 minutos), masaje con aceite de pepita de uva y mascarillas faciales.La cosmetóloga Morales Nieto explica que en el mundo de la belleza “con frecuencia se experimentan nuevos métodos y posibilidades para dar atención integral y cubrir las necesidades de las personas. En el caso de la vinoterapia, si bien está indicada para todo tipo de piel, siempre es necesario hacer pruebas, lo que tiene la finalidad de prevenir que epidermis sensibles sufran algún daño”.Las terapias corporales y faciales, inhalaciones y masajes se realizan con los derivados de la uva y con el propio vino. De acuerdo con la experta, entre los principales tratamientos se encuentran: * Peeling corporal. Se trata de exfoliación efectuada con semillas y aceite de uva, cuya mezcla debe cubrir al cuerpo y, posteriormente, se realiza frotamiento. Como resultado se activa la circulación, se eliminan células muertas de la piel y la epidermis se hidrata, recuperando su brillo natural. * Envoltura de sudación. Al cuerpo se le aplica extracto de uva roja, aceite de semilla de uva y arcilla; posteriormente, se envuelve con plástico osmótico (similar al que se utiliza para proteger alimentos) y una manta. Al mismo tiempo se da masaje en pies y cabeza para equilibrar el sistema circulatorio. * Baño termal. Consiste en sumergirse en tina de hidromasaje llena con vino tinto Peralada; luego, se da baño relajante de vino Merlot y otro tonificante con vino Muscat. Después se aplican chorros de agua y aire a temperatura de 37° C para abrir los poros de la piel y así gozar los beneficios del vino.Durante los tratamientos, la persona se relaja y descansa, lo que ayuda a que el cuerpo absorba mejor todos los compuestos del vino. Asimismo, puede degustarse una copa de esta bebida para hidratar al organismo y lograr así un tratamiento completo.


Fuente:

Info7

27 de Agosto de 2008



No olvides visitar