lunes, 7 de septiembre de 2009

Maquillaje de corrección V: labios perfectos


En esta entrega de maquillaje de corrección vamos a ver cómo conseguir unos labios perfectos, disimulando las pequeñas imperfecciones de forma o grosor que se puedan dar con unos toques de maquillaje.
Recuerda que lo primero que tienes que hacer es maquillar con la base los labios y empolvarlos, para conseguir el efecto perfecto. Una vez preparados los labios, es sencillo corregir su forma y tamaño siguiendo unas pautas básicas.
Toma buena nota del procedimiento para cada tipo de labio.
Labios demasiado cortos (boca pequeña)
Empezamos por maquillar y empolvar los labios.
Al perfilar los labios, alargamos ligeramente el superior marcando el corazón y ensanchando los lados del inferior.
Utilizamos para pintarlo tontos claros o vivos.
Secamos con un kleenex para retirar el exceso y volveremos a aplicar polvos y a maquillarlo sobre el mismo tono, para dar volumen al conjunto.
Labios finos
Empezamos por maquillar y empolvar los labios.
Perfilamos ligeramente por fuera del labio pero sin exagerarlo, con un tono muy similar al del maquillaje.
Maquillamos con tonos vivos o nacarados. Si sólo es fino un labio, aplicamos en él un tono más claro que en el otro labio.
Secamos con un kleenex para retirar el exceso y volveremos a aplicar polvos y a maquillarlo sobre el mismo tono, para dar volumen al conjunto.
Labios demasiado gruesos
Empezamos por maquillar y empolvar los labios.
Perfilamos ligeramente por dentro de la línea natural del labio.
Maquillar con tonos oscuros y mates.
Boca demasiado recta
Empezamos por maquillar y empolvar los labios.
Perfilamos el labio superior marcando bien el corazón y sin llegar a las comisuras, y el inferior también lo perfilamos más, redondeado y sin llegar a las comisuras.
Para maquillarlo utilizamos el color teniendo en cuanta el grosor del labio.
Boca caída
Empezamos por maquillar y empolvar los labios.
Perfilamos el labio superior marcando bien el corazón y elevando las comisuras. El labio inferior lo redondeamos en el centro, pero sin llegar a perfilar las comisuras para no acentuar la caída.
Para maquillarlo utilizamos el color teniendo en cuenta el grosor del labio.
Labio prominente
El labio prominente lo pintaremos de un tono más oscuro y el que queremos destacar de un tono más claro.
Espacio entre el labio y la nariz
Si el espacio es demasiado grande
Aplicamos en la punta de la nariz corrector claro y oscurecemos la zona del labio superior.
El labio superior se dibuja grueso y poco arqueado, y maquillaremos la boca en tonos vivos y nacarados.
Si el espacio es demasiado pequeño
Aplicamos en la punta de la nariz corrector oscuro y aclaramos la zona del labio superior.
Marcamos bien el pico del corazón del labio superior, y maquillaremos la boca en tonos suaves y mates.


Fuente:

Quieru

07/09/09



No olvides visitar