domingo, 23 de noviembre de 2008

Comienza la semana con una piel joven y tonificada



Mantener la piel joven no es difícil, tómate unos días para dedicártelos a ti, antes de que el calendario se te caiga encima y recupera el tiempo perdido. Los productos naturales proporcionarán hidratación, nutrición y relax, lo mejor para mantenerse joven.
Sin moverte de tu casa y con productos naturales podrás cumplir con las tres claves de la belleza para mantenerte joven: hidratación, nutrición y relax.
Lunes: limpieza de cutis. Empezar la semana con energía y pensamientos positivos es el primer paso para verse y sentirse mas joven. Con respecto a los tratamientos, lo ideal es comenzar purificando y eliminando la suciedad de la piel. Luego de la ducha matinal, ponte cómoda y prepara una crema casera a base de frutas para eliminar la suciedad de los poros.
Martes: cuerpo más firme y tonificado. Mezcla 1 cucharadita de microgránulos homogéneos con 1 cucharadita de crema humectante (cualquiera que tengas en casa). Masajea el rostro durante 3 minutos y retira con abundante agua. Otro consejo casero: una 1 cucharadita de azúcar muy fina, junto a 5 gotas de limón y 1 cucharadita de yogur. Utiliza desde el cuello hasta los tobillos con la ayuda de una esponja vegetal por medio de masajes enérgicos.
Miércoles: humectación del rostro. El cutis se ve algo opaco después del invierno. Devolverle algo de su lozanía y frescura es tu meta inmediata. La incomparable ayuda natural de las frutas, unida a distintos ingredientes, contribuirán a encontrar la tersura perdida.
Jueves: pelo hidratado. Un corte de puntas, barros caseros junto a un buen masaje capilar serán las claves para que tu melena arranque suspiros.Antes de poner manos a la obra recuerda que si el estado de tu cabello es muy reseco, lo que deberás hacer en principio es recortarte las puntas. Este sencillo paso facilitará el resultado de cualquier baño capilar.
Viernes: pies más suaves. Pocas personas tienen la constancia de asistir al pedicuro regularmente. Para empezar, en casa y con un poco de paciencia, puedes cuidar ti misma esta olvidada parte del cuerpo. Remoja tus pies en un recipiente con agua tibia y unas gotas de esencia de caléndula.
Sábado: tersura garantizada para las manos. Para recuperar la suavidad de sus manos, deterioradas luego del uso de detergentes y trabajo de la casa, pasa una lima en forma delicada por el borde de las uñas y dales una forma levemente cuadrada. Después, coloca un poco de aceite de almendras o, en su defecto, unas gotas de aceite de oliva en sus uñas y manos. Luego, para profundizar el tratamiento, agrégale una dosis de crema humectante y luego cúbrelas con una capa de film. Si deseas optimizar el resultado, coloca sobre éste otro de algodón.
Domingo: baño refrescante y energizante. Un baño de inmersión con sales o espuma es el momento ideal para desconectar y recuperar la paz y tranquilidad. Llena la bañera con el agua bastante caliente (debes probarla con el codo).



Fuente:

El Comercio Newspaper

23 de Noviembre de 2008



No olvides visitar