lunes, 3 de noviembre de 2008

Domina tu entorno laboral



MÉXICO, DF, 3-Nov.- La formación académica y profesional no es suficiente para las mujeres que, en la actualidad, ocupan o aspiran a cargos ejecutivos en las grandes empresas: el efectivo manejo de la etiqueta y protocolo las hace mucho más competitivas.
Adell González, licenciada en psicología especializada en imagen y protocolo del Instituto Adell y colaboradora de la Universidad Tec Milenio, señala que, en particular, la mujer requiere poner reglas específicas de trato en el ámbito laboral.
"Son reglas que le permitan darle su lugar y que la integren más al nivel laboral donde se encuentre, logrando así un ambiente con mayor respeto, en el que se pueda trabajar con jerarquías, pero en equipo.
"Hay que tener claro la importancia de que no puede perderse el ser mujer", dice, "no tienes que actuar varonilmente para que tus colegas te respeten y te den tu lugar".
Para ello, González menciona que la autoridad y jerarquía se mantienen femeninamente, pero con firmeza, porque aunque en algunas empresas o entornos laborales la mujer sigue siendo símbolo sexual, es algo que debe evitarse."Se debe mostrar que tengo la misma capacidad siendo mujer y lo que se debe recalcar es el respeto por el personal femenino, porque se pierde.
"A veces, la mujer siente que debe asumir el papel varonil porque piensa que con ese comportamiento consigue autoridad, pero no hay que perder la esencia y conservar los modales como sello personal".
La regla de oro en modales, explica, es respetar a cada quien y evitar la competencia que genere un ambiente desagradable."Las jerarquías de los departamentos se descomponen por no usar los buenos modales. Simplemente, el saludo nos brinda un bienestar tan agradable al entorno laboral".
No eres CenicientaOtro aspecto a cuidar en las relaciones interpersonales de una mujer ejecutiva, especialmente con sus superiores, consiste en no asumir una posición de dependencia, lo que es conocido como el Complejo de Cenicienta, en el que ellas quieren ser protegidas o cuidadas.
La Dra. Luz María Velázquez, profesora del departamento de ética y líder de la cátedra de extensión, estrategias para el desarrollo de la mujer, el empleo y la conciliación del Tecnológico de Monterrey, menciona que esta conducta busca repetir roles de la casa en el área laboral.
"Nos volvemos dependientes, no proponemos proyectos, no nos aventamos a buscar una promoción o a expander un mercado porque nacimos para lo tradicional".
Aunque es un hecho que la mujer está en una constante prueba para demostrar que sabe más, lo que le exige mayor formación y capacitación, otro trabajo extra que debe realizar es conocer de temas masculinos para romper el hielo con sus colegas."Tiene que enterarse de temas como el futbol, para relajar una negociación o una junta, y aunque no le guste tiene que seguir la liga.
"Otra forma de entrar al mundo de la toma de decisiones es mostrar números, gráficas y estadísticas que concreten la información, y no sólo dejarlo al discurso en el cual son muy buenas", agrega Velázquez.
En las presentaciones, la mujer debe usar lenguaje profesional y ser asertiva, además de descriptiva, concentrándose en el tema y evitando los rollos, sin dejar de sonreír y ser agradable, que es parte del sello femenino en el mundo ejecutivo.
Y es que este mundo, en ocasiones, hace que algunas mujeres no se sientan libres de mostrarse cálidas, lo que no debe ocurrir si no se está peleada con la efectividad en el trabajo y los resultados del área que ocupan.
"En general, las mujeres deben adoptar las reglas masculinas, pero también establecer las suyas propias y jugarlas para tomar decisiones, bien sea en sus empresas o en el microambiente o área a la que pertenecen".
Aunque muchos colaboradores afirman que el estilo femenino y masculino de dirigir es distinto, Velázquez explica que es muy similar, dado que las mujeres aprendieron de los hombres y su modelo de dirección.
"El estilo, más que el género, depende de los roles del jefe. Si es una mujer que trabaja 18 horas al día y no tiene familia, más que su trabajo, no puede ser igual de empática que la que tiene hijos."También depende mucho de la cultura empresarial, no importa si eres hombre o mujer. Hay empresas donde, en general, hablar de la familia es signo de debilidad, pero hay lugares en donde traer a tu perro es tierno, motivante y creativo", añade la experta.
Otro punto importante es que, en ocasiones, la mujer se relaciona de forma más personal con su equipo de trabajo y hay que cuidar que la productividad del cargo o el área no se vean afectadas por ello.
Cuando se permite que haya un trato demasiado personal, es común que los problemas de los subalternos sensibilicen en extremo a la jefa y así termine por ceder en sus exigencias, poniendo en riesgo el resultado de su equipo.
El secreto para lograr un equilibro en las relaciones de la mujer con sus colaboradores siempre será la comunicación efectiva, en donde se pongan reglas claras de convivencia, de flexibilidad de horarios y de permisos personales, para que estos aspectos no queden sujetos al carácter que tenga ese día la jefa.
"Poner las reglas claras, explicar cuáles son las políticas, qué se vale, qué no se vale, cuántas veces se permite y en qué casos aplica determina las prioridades que no pueden romperse", añade Velázquez.
Bajen la guardiaEn algunos cargos laborales, la mujer tiende a mantenerse a la defensiva, lo que genera problemas dando una imagen errónea de aquellas talentosas ejecutivas que se ven opacadas por un carácter muy duro.
"Su personal tiene comentarios desagradables, como decir que es brava o que no tolera muchos detalles que se pueden manejar con buenos modales. Por ejemplo, si está en recursos humanos y su trabajo es velar por la buena imagen y presentación personal de todo el equipo, a veces exagera los códigos de arreglo".Si bien en muchos cargos la mujer resulta más estricta, puede hacerlo sin abandonar los modales y sin ser agresiva, pues el respeto a la jerarquía no se gana con la dureza."La respuesta del personal depende mucho de la manera como pide las cosas la jefa, y en muchas ocasiones es agresiva. Y es que a veces se les olvida que están tratando con profesionistas, con personas con formación que también requieren de un trato educado", expresa González.
Es normal que quienes recién inician con poder y un sueldo más alto en una empresa cambien de forma negativa, agrega, pero es necesario mantenerse ubicadas y conservar la esencia de humanidad que dará mejores resultados.
"Hay que tratar a los demás como quieres ser tratado. Es una regla de oro fundamental y universal y a veces se nos olvida."La regla de plata es tratar a los demás como ellos quieren que los traten. La persona a cargo es quien pone las reglas y códigos en su área de acuerdo a su carácter y estilo de administrar".
Como te ven...En el aspecto del vestir existen códigos internacionales que dirigen las tendencias para ejecutivos, como usar zapato cerrado, pantalones no ajustados, portar siempre saco, evitar los escotes y ropa transparente, aunque en cada área pueden variar de acuerdo a la especialidad que se maneje.
"En medicina y derecho, así como en finanzas, los abogados, tanto hombres como mujeres, son los más conservadores. No pueden ir mucho a la moda y saben lo importante que es tener una buena imagen, porque te da seguridad y confianza frente a tus clientes", dice González.
En cuanto a los accesorios, deben ser básicos, como perlas, oro y plata; además, se recomienda el uso mínimo de cosméticos y llevar el cabello de manera discreta, pero elegante.
"El maquillaje debe ser básico, las uñas van cortas sólo con manicure francés, hay que evitar llegar con cabello húmedo o con recogidos muy sencillos; vemos mujeres muy guapas que les falta ese toque final, porque en México lo que más les falla a las ejecutivas es el maquillaje y el peinado, así como a los hombres los zapatos y calcetines".
Sin embargo, en el medio creativo puedes tener más libertad de portar cosas a la moda sin caer en exageraciones, evitando siempre las mangas cortas o los accesorios muy llamativos..
Tu oficina, tu carta de presentaciónEl espacio en donde laboras habla del profesionalismo que manejas en tu trabajo, por lo que la experta menciona que hay que cuidar los elementos que la decoran y evitar tener objetos personales o imágenes familiares a la vista.
"Hay que cuidar la voz, el uso del teléfono, la forma de sentarte, porque a veces pasas y están con los pies arriba y no puedes relajarte, hay que evitar el consumo de alimentos en la oficina o maquillarse en tu lugar; ése es tiempo que le robamos a la empresa.
"Debes tener respeto al área de trabajo. Lo que se puede tomar es agua y mantenerla en cajoncitos para esconderla, tener una taza de café, pero siempre en un lugar que no esté a la vista", explica.
El uso del Messenger y Facebook debe limitarse al hogar o no emplearse para mensajes personales, así como el correo de la empresa, en el que es de mal gusto enviar mensajes de cadena, juegos o videos no relacionados con el medio laboral.
Es común la realización de comidas, cenas o cocteles en el medio ejecutivo, y estos espacios deben cuidarse, pues resultan la oportunidad perfecta para conocer gente relevante en tu profesión, así que hay que mantener los límites.
"A la hora de presentarse a un grupo de personas se requiere empezar con el de mayor jerarquía o edad, a menos que haya una mujer y, en este caso, es la primera que debe introducirse."Al momento del saludo, el nombre que se mencionó primero es el de la persona que debe ofrecer la mano, y después se requiere el uso de una frase como 'qué tal' o ¿'cómo estás?' para generar algo de plática", comenta González.
En comidas o cenas, además de las ya conocidas reglas de un buen comportamiento en la mesa, la regla general orienta a no ponerse demasiado cómodo, para que incomodes a tus acompañantes."El arreglo personal para eventos de negocios es semiformal. Puedes llevar manga corta o un traje moderno sin verte muy llamativa".
En cuanto a las bebidas, González pide no pasarse de dos copas si se sabe manejar el alcohol o, de lo contrario, sólo una.Si la comida o cena a la que se asiste está servida en buffet, debe cuidarse no comer o servirse más de lo que normalmente acostumbras.
"En una invitación no puede sacarse provecho al excederse en platillos caros, aquí lo que se recomienda es que preguntes a tu acompañante qué sugiere del menú, así tendrás una pauta en cuanto al costo presupuestado."Cuando tú invitas tienes que preguntar si tu acompañante quiere una bebida y ordenar algo similar". TABLALa mejor herramientaLa experta en imagen personal y especialista en negocios Fabela Legaspi, da algunas recomendaciones para manejar de forma profesional la comunicación oral:· Habla con claridad y entusiasmo.· Esquiva el tono alto, la monotonía, el murmullo, el acento extranjero pesado, la rapidez, la lentitud o los tonos nasales a la hora de hablar.· Sácale la vuelta al lenguaje vulgar.y ofensivo, pese a que estés muy enojada.· Cuida el lenguaje despreocupado, como el "pa' qué", para evitar ser corregido por el personal.· No uses frases estereotipadas, como "pues en realidad", "en un momento dado", "básicamente", "no te preocupes" y "es muy sencillo", entre otras.· Evita términos como "muchacha", "muñeca" o "chavo"; es mejor usar "señor", "señora", "señorita", "licenciada" o el nombre propio si existe la confianza.· En una junta, lo mejor será que no hables de temas que no sean de negocios, como el estado de salud, el costo de las cosas, los chismes, chistes subidos de color y temas de controversia, especialmente cuando desconoces la opinión de los demás.· La mujer ejecutiva es amable y tiene sentido del humor, lee mucho y se mantiene informada, así que escucha, haz preguntas abiertas y dale importancia a los demás.
TABLAToma nota...La comunicación no verbal también cuenta, por eso existen reglas que permiten que tu cuerpo y tu actitud no "hablen" de más. Fabela Legaspi, asesora en imagen personal y especialista en negocios, sugiere seguir los siguientes puntos:· Evita que los ademanes con los brazos lleguen arriba del cuello.· Trata de tener un metro de distancia con otras personas. Si es de confianza, esta regla se puede omitir.· Respeta el espacio de tu cliente cuando lo visites y nunca lo invadas colocando sobre su escritorio pertenencias como el portafolios o bolsa de mano, además de que no deberán tomarse cosas que se encuentren encima, si no han sido ofrecidas por la misma persona.· Escucha, pon atención en las pláticas, elimina ruidos, distracciones y observa a quien está hablando.· No interrumpas cuando estás escuchando y tampoco termines las frases por los demás.
Cortesía comúnHay puntos generales que Fabela Legaspi, especialista en imagen, considera sello importante de la mujer ejecutiva:· Debe cumplir con su palabra.· Siempre contesta las llamadas, pero a menos que esté fuera de la oficina o en reuniones, encarga a la secretaria que ponga atención a las mismas.· Lleva una comunicación abierta con el personal interno y clientes; ofrece cumplidos y felicitaciones verbales o por escrito a las personas cuando reciben un ascenso o reconocimiento.· No resalta los errores personales en grupo. Si existe uno, lo anuncia de forma general al dar a conocer la nueva política de la empresa.· Cuando es invitada a alguna actividad, no incluye a otras personas que no fueron requeridas y tampoco saca provecho de la situación al entregar tarjetas de presentación.· La mujer ejecutiva es puntual. En caso de estar retrasada, habla por teléfono a la persona con quien tiene cita para informarle que llegará más tarde y pregunta si puede esperarla.· Durante las comidas de negocios, comienza la entrevista con conversación casual, para lograr una relación comercial de largo alcance.· No presume sus logros y talentos, ya que éstos son notados sin necesidad de ser comentados.· Si hay visitas en la empresa, debe saludarlas. Cuando alguien entra a su oficina lo recibe de pie, con una sonrisa y un saludo de mano. Asimismo le ofrece una silla de forma inmediata.· Las horas laborales no son para conversaciones banales o para discusiones de vida personal; sin embargo, éstas las hace a la hora de la comida o en tiempos sociales.· Respeta el horario de trabajo, por lo que no habla en horario fuera de oficina, a menos que el colaborador lo autorice.· No come dentro de la oficina o a la vista del público; usa el área del comedor.· Evita consumir bebidas alcohólicas, pero en reuniones de negocios, el personal podrá ingerirlo con moderación.
TABLARelaciones hombre-mujer· Si existe un interés obvio con un compañero, no hay que dar indicio. Evita el contacto visual y la sonrisa larga. Si un hombre al saludar sujeta la mano de una mujer más tiempo de lo normal, ella debe dar un paso atrás.· En caso de insinuaciones verbales, hablará de su esposo, novio o pretendiente para desanimar la atracción de la otra persona.· Nunca aceptará insinuaciones de un hombre casado.· Evita las citas sociales con "clientes peligrosos" o con el jefe; éstas deberá de realizarlas en la oficina y dentro del horario de la misma.· Si existen cumplidos de un cliente masculino, agradece con un "muchas gracias" y busca siempre mantener una relación profesional.· En caso de existir insinuación sexual entre el personal de trabajo, avisará con oportunidad al gerente general de la empresa.· Evita a toda costa el coqueteo.· En viajes de trabajo cada quien paga su cuenta, independientemente de que viajen juntos hombres y mujeres.Información proporcionada por Fabela Legaspi, especialista en negocios e imagen personal.
La imagen vendePuntos para evaluar, a la hora de definir la apariencia física, qué quieres proyectar dentro de tu empresa:· El vestuario que elijas dependerá de tu figura, pero hay que buscar el equilibrio para que consigas la forma perfecta de X, balanceando las partes más voluminosas de tu cuerpo con prendas favorecedoras, evitando las faldas en línea A para caderas prominentes.· Los colores no deben restarte atención; evita los muy llamativos y busca aquellos que resalten positivamente tu rostro y facciones. Existen estudios especializados en esta materia.· El maquillaje tiene que ser discreto y variará dependiendo de las condiciones climáticas de tu lugar de trabajo. Si es muy húmedo y caluroso, lo mejor es que uses poco, y si es frío, puedes añadir un poco más de color sin exagerar.· Al vestirte intenta proyectar el puesto al que aspiras y no el que tienes; al no seguir esta regla no te visualizarán en ese cargo que deseas escalar.· El color gris es ideal para quitar volumen en áreas que son poco favorecedoras; evita las líneas horizontales en estampados o accesorios como cinturones.· La imagen que proyectes debe ser consecuente con tu personalidad. Si bien hay reglas generales, debes mantener la esencia y vestirte de acuerdo a lo que eres, o la gente notará esa inconsistencia.· El quién eres y en dónde trabajas debe ser lo más equilibrado posible. Si encajas de acuerdo a tu personalidad y estilo, el crecimiento dentro de la empresa será más fácil, porque tus lenguajes verbales proyectarán una imagen exitosa.· Evita enseñar de más; la medida de un escote es de una mano debajo del cuello y las faldas a media rodilla, pero si eres diseñadora de modas o estás relacionada con el medio, deberás portar atuendos acordes a las tendencias.· A la hora de vestirte debes aparentar tanto la edad que tienes como la actividad profesional que realizas.· Los accesorios son fundamentales, pero al usarlos con medida, lo recomendado es que no sean más de siete, incluyendo la bolsa o portafolio, los zapatos, el cinturón y los aretes. Si tienes una blusa con mucho brillo, ésta se cuenta como accesorio.
TABLARelaciones hombre-mujer· Si existe un interés obvio con un compañero, no hay que dar indicio. Evita el contacto visual y la sonrisa larga. Si un hombre al saludar sujeta la mano de una mujer más tiempo de lo normal, ella debe dar un paso atrás.· En caso de insinuaciones verbales, hablará de su esposo, novio o pretendiente para desanimar la atracción de la otra persona.· Nunca aceptará insinuaciones de un hombre casado.· Evita las citas sociales con "clientes peligrosos" o con el jefe; éstas deberá de realizarlas en la oficina y dentro del horario de la misma.· Si existen cumplidos de un cliente masculino, agradece con un "muchas gracias" y busca siempre mantener una relación profesional.· En caso de existir insinuación sexual entre el personal de trabajo, avisará con oportunidad al gerente general de la empresa.· Evita a toda costa el coqueteo.· En viajes de trabajo cada quien paga su cuenta, independientemente de que viajen juntos hombres y mujeres.Información proporcionada por Fabela Legaspi, especialista en negocios e imagen personal.
La imagen vendePuntos para evaluar, a la hora de definir la apariencia física, qué quieres proyectar dentro de tu empresa:· El vestuario que elijas dependerá de tu figura, pero hay que buscar el equilibrio para que consigas la forma perfecta de X, balanceando las partes más voluminosas de tu cuerpo con prendas favorecedoras, evitando las faldas en línea A para caderas prominentes.· Los colores no deben restarte atención; evita los muy llamativos y busca aquellos que resalten positivamente tu rostro y facciones. Existen estudios especializados en esta materia.· El maquillaje tiene que ser discreto y variará dependiendo de las condiciones climáticas de tu lugar de trabajo. Si es muy húmedo y caluroso, lo mejor es que uses poco, y si es frío, puedes añadir un poco más de color sin exagerar.· Al vestirte intenta proyectar el puesto al que aspiras y no el que tienes; al no seguir esta regla no te visualizarán en ese cargo que deseas escalar.· El color gris es ideal para quitar volumen en áreas que son poco favorecedoras; evita las líneas horizontales en estampados o accesorios como cinturones.· La imagen que proyectes debe ser consecuente con tu personalidad. Si bien hay reglas generales, debes mantener la esencia y vestirte de acuerdo a lo que eres, o la gente notará esa inconsistencia.· El quién eres y en dónde trabajas debe ser lo más equilibrado posible. Si encajas de acuerdo a tu personalidad y estilo, el crecimiento dentro de la empresa será más fácil, porque tus lenguajes verbales proyectarán una imagen exitosa.· Evita enseñar de más; la medida de un escote es de una mano debajo del cuello y las faldas a media rodilla, pero si eres diseñadora de modas o estás relacionada con el medio, deberás portar atuendos acordes a las tendencias.· A la hora de vestirte debes aparentar tanto la edad que tienes como la actividad profesional que realizas.· Los accesorios son fundamentales, pero al usarlos con medida, lo recomendado es que no sean más de siete, incluyendo la bolsa o portafolio, los zapatos, el cinturón y los aretes. Si tienes una blusa con mucho brillo, ésta se cuenta como accesorio.



Fuente:


Impre.com


3 de Noviembre de 2008


http://www.impre.com/vida_y_estilo/2008/11/3/domina-tu-entorno-laboral-90693-2.html

No olvides visitar
http://www.tempodirelax.com.mx/