lunes, 3 de noviembre de 2008

Dale la batalla a la celulitis



Para terminar con la nada estética 'piel de naranja' empieza por aplicar masajes y productos específicos

Claudia Ramírez El Universal Lunes 03 de noviembre de 2008 mailto:claudia.ramirez@eluniversal.com.mx
Se calcula que 90% de las mujeres tiene celulitis debido a la composición de la piel y el efecto de las hormonas. No es síntoma de enfermedad, pero la origina la acumulación de grasa, líquidos y toxinas en el tejido adiposo.
El plan para combatirla es muy extenso. Involucra cambiar de hábitos de vida y alimenticios, así como aplicar, por medio de masajes, cosméticos específicos en las zonas afectadas: caderas, glúteos y abdomen.
Se sabe que el masaje aumenta la circulación y el drenaje linfático, reduce espasmos musculares y deshace adhesiones.
Sin embargo, la mayoría de las técnicas manuales que se llevan a cabo en centros de belleza y spas son hasta ahora difíciles de reproducir en casa.
Elancyl desarrolló un sistema de masaje que estimula la circulación y favorece la disminución del aspecto de la piel naranja. Para mejores resultados, puedes usar la línea de productos anticelulíticos de esta firma.

EN LA DUCHA
Debes hacerlo de dos a tres veces por semana. Antes de comenzar, puedes dejar caer un chorro de agua tibia o caliente sobre piernas y glúteos.
1.Estimula el interior de los muslos con un masaje en pequeños círculos a lo largo del muslo, subiendo y bajando.

2.Comienza en los glúteos y baja con movimientos circulares hasta llegar a las rodillas. Luego, con movimientos en línea y recta, baja y sube, también de glúteos a rodillas.


3.Ahora, inicia en el parte exterior del muslo y aplica un masaje hacia el interior con pequeños trazos perpendiculares.
Posteriormente, haz círculos grandes de la rodilla a los glúteos.


Puedes usar: Gel corporal exfoliante tonificante o el Gel masaje Minceur.


DESPUÉS DE LA DUCHA
1.Aplica tu tratamiento anticelulitis en todas las zonas a tratar: glúteos, muslos y abdomen.
Puedes usar: Cellu Reverse

2.Antes de aplicar tu tratamiento, prepara el abdomen. Con una mano, sostén la piel; con la otra, dibuja líneas horizontales. Repite del otro lado.

3.Haz movimientos circulares en el abdomen en dirección de las manecillas del reloj.

4.Presiona con ambas manos toda el área de modo que el producto se absorba completamente. Puedes hacerlo mediante círculos grandes.


Puedes usar: Lipo reductor especial para abdomen y crema reafirmante para el cuerpo.


TODOS LOS DÍAS Con la piel seca, estimula la circulación de las zonas afectadas.
1.Con las manos en ambos lados de la rodilla, presiona suavemente con la punta de los dedos hasta llegar a la parte posterior del muslo. Enseguida, realiza fricciones de arriba a abajo.

2.Sujeta firmemente la piel pero sin lastimarla. Da suaves pellizcos en muslos y glúteos.

3.Haz pliegues con la piel del muslo; posteriormente, llévalos hasta el glúteo.

4.Con las palmas de las manos sobre la piel y deslízalas firmemente hacia el interior del muslo.


Fuente:

El Universal

3 de Noviembre de 2008



No olvides visitar