martes, 18 de agosto de 2009

Consejos prácticos para maquillar tus ojos



Pinceles y delineadores ya forman parte de la rutina para verte más linda. Pero no está de más repasar algunas consignas para lograr que los colores elegidos armonicen con tu rostro.FUENTE. FEMINIS.COM. FOTO. EL LITORAL.
Es posible que te guste un tono de sombra de ojos, lo uses y lo veas perfecto, pero quizá no vaya nada bien con su propio estilo. Para no caer en errores, conviene elegir el color de nuestras sombras de acuerdo a los ojos, el pelo y la piel.
Una sugerencia básica para tener en cuenta al momento de elegir nuestra paleta es que los tonos fríos favorecerán a los rostros de piel pálida, rosada o cetrina; a quienes tengan ojos azules, grises, verdosos, marrones y negros, y cabello rubio ceniza y platino, castaño ceniza y gris.
En cambio, los tonos cálidos resultan más apropiados a una piel marfil o beige-dorada; ojos azul intenso, verde musgo y marrón, y cabello rubio, castaño dorado, caoba y cobrizo.
SEGÚN EL COLOR DE LA MIRADA
La técnica del maquillaje de ojos corresponde a un juego de contrastes, luces y sombras que requiere de cuidado para lograr un buen efecto.
Los colores que se elijan dependen del tono de ojos, siempre mezclando adecuadamente aquellos que resalten bien el rostro. Si tienes los ojos azules prueba con colores marrón y rosa; utiliza en general colores cálidos para contrastar la bella frialdad del tono de tus ojos. Si son marrones, debes optar por tonos verdes y dorados que resaltan las líneas y manchitas que tienen las pupilas de este tipo de ojos.
Para ojos verdes elige colores lavanda o moca: los matices púrpura contrastan con el tono de tus ojos y los colores moca complementan perfectamente el verde de forma natural.
Para ojos color avellana, conviene jugar con el verde oscuro y amarillo pálido.
Pero si tu color favorito de sombras no está dentro de esta selección, existen tonos multifacéticos, es decir, que funcionan para todos los tonos de ojos: son el gris oscuro, chocolate y negro.
UNA RUTINA INDISPENSABLE
A la hora de dormir es fundamental retirar el maquillaje, por más pereza que nos dé. Algunos recursos para aprender a removerlo de manera correcta:
- Buscar toallitas de algodón compacto y que no se deshilachen.
- Humedecer los ojos antes de aplicar el demaquillante; luego colocar este producto sobre una toallita de algodón y dejarla reposar sobre el párpado cerrado medio minuto.
- No frotar los ojos con la toallita de algodón; realizar movimientos suaves encima y debajo de las pestañas.
- Para quitar el exceso de sombra y rímel de las pestañas, doblar el algodón a la mitad y limpiar con la punta.
- Se debe utilizar una toallita diferente para cada ojo.
OJOS PEQUEÑOS
Para “agrandar” los ojos, dibujar una línea con lápiz que sobrepase el ángulo externo, en el borde del párpado superior, siempre siguiendo el nacimiento de las pestañas.
MÁS TRUCOS
Dibujar un trazo más fino iniciado en el medio del párpado inferior que se reúna con el trazo del párpado superior, para formar un triángulo alargado difuminado. También se puede aplicar un trazo de lápiz blanco en la parte interna del párpado inferior.
COLORES
Utilizar sombras de una tonalidad más clara que el iris y aplicarlas por encima del trazo del lápiz.


Fuente:

El Litoral

18/08/09



No olvides visitar