viernes, 7 de agosto de 2009

Maquillaje de corrección I: ojeras y granitos


Una de las funciones más importantes del maquillaje es saber disimular las imperfecciones del rostro, utilizando diferentes técnicas y trucos para realizar pequeñas correcciones que permitan conseguir un acabado perfecto.
Conocer las técnicas del maquillaje de corrección nos va a permitir crear una base de maquillaje perfecta. Por eso, hemos preparado una serie de artículos, en los que, a lo largo de estas semanas, te daremos las claves para mejorar –casi- cualquier rostro. No te lo pierdas.
A lo largo de estos artículos sobre maquillaje de corrección, analizaremos las mejores formas de disimular desde imperfecciones en el tono como ojeras, gratitos o rojeces, pasando por la forma del rostro, la nariz y los ojos.
En esta primera entrega, nos centraremos en lo más básico y primordial a la hora de conseguir un buen maquillaje , que es la unificación de tono de la piel, disimulando ojeras y granitos.
Corrección de granitos y rojeces: creando una base perfecta
Si se dan granitos o rojeces, en una piel grasa o mixta, lo primero es aplicar un tónico para cerrar los poros.
Tras el tónico aplicamos una prebase. Esta crema se aplica igual que una crema hidratante y que dará a la piel un aspecto mate y eliminará pequeñas imperfecciones de la piel.
Tras la prebase, aplicaremos la base de maquillaje, mejor con un pincel grueso para tener mayor control.
Para granitos o rojeces más importantes, que no se hayan cubierto con la base, aplica el corrector, mejor en crema – específico par zonas rojas, con pigmentos más amarillos- sobre éstas sin extender mucho el producto. Aplica también corrector en las aletas de la nariz que es una zona muy roja congestionada.
Corregidas todas las zonas rojas es el momento de difuminar el corrector con una esponja para no mover el producto.
Para matizar los brillos, si es necesario, aplicar polvo compacto o suelto. Lo ideal es hacerlo con una borla, con pequeños toques para no mover la base.
Corrección de ojeras: conseguir una mirada brillante
A la hora de iniciar un maquillaje para corrección de ojeras o bolsas bajo los ojos, lo primero es aplicar una crema hidratante, con acción descongestionante para el contorno de ojos.
Espera unos segundos para que se absorva la creama antes de comenzar a aplicar el maquillaje.
Para ojeras no pigmentadas: aplica corrector de ojeras un tono más claro que el de la piel con un pincel pequeño de pelo sintético dentro de los surcos que separan el parpado inferior de la mejilla.
Para ojeras con pigmentación: lo mejor es optar por un tono verdoso especial para corregir las ojeras, y asentarlo con polvo mate del mismo tono que la piel.
Si hay bolsas en el párpado inferior, aplicar polvo compacto mate o sombra marrón sobre el centro de la bolsa, para quitar volumen.
Es muy importante no aplicar demasiado producto y difuminar muy bien.
No debemos olvidar tampoco aplicar producto corrector con el pincel con el párpado, tantos superior como inferior, sin olvidar la parte interna del ojo, cerca del puente de la nariz, que suele ser una zona muy oscura.
Hasa aquí, la primera entrega de maquillaje de corrección. No te pierdas la semana que viene, el artículo sobre corrección para la forma de ojos.


Fuente:

Quieru

7 de Agosto de 2009



No olvides visitar