martes, 18 de agosto de 2009

Maquillaje de corrección II: conceptos


Corregir los defectos del rostro es bastante sencillo si se conoce cómo manejar correctamente el maquillaje de corrección. Unos ojos demasiado separados, un rostro redondo o una nariz demasiado ancha… se pueden disimular fácilmente, sólo debemos tener muy claro cómo hacerlo.
Si en la primera entrega de maquillaje de corrección te enseñamos como crear una buena base, eliminando ojeras y unificando el tono de piel; en esta nueva entrega te enseñaremos cuales son los conceptos fundamentales que debes conocer para aplicar maquillaje de corrección que te permita transformar cada una de las partes del rostro, no te pierdas detalle.
Corregir, pero sin pasarse
Lo primero que tenemos que tener claro a la hora de ponernos a corregir imperfecciones en un rostro es hasta donde queremos llegar. Esta claro que los cánones de belleza son los que son, y nos imponen un rostro simétrico con ciertas características bastante uniformes. Sin embargo, a la hora de corregir ciertos rasgos, debemos hacerlo siempre teniendo en mente preservar el carácter del rostro.
Puede que efectivamente la nariz sea demasiado grande para el estándar, pero que al corregirla con maquillaje estemos quitando “la gracia” a ese rostro, con lo que lo primero -antes de empezar ningún maquillaje de corrección- es preguntarnos hasta donde debemos llegar con la corrección. Una vez determinado ese punto… ¡manos a la obra!
Tipos de maquillaje de corrección.
El maquillaje de corrección tiene la función de corregir las imperfecciones del rostro, y tenemos de dos clases, cada una con su efecto óptico correspondiente, y cuya combinación nos permitirá una amplia gama de posibilidades.
Maquillaje de corrección Claro
Nos va a a permitir elevar zonas hundidas, agrandar espacios pequeños, acercan e iluminan. Hemos visto que también sirven como antiojeras y para cubrir pequeños granitos y manchas.
Maquillaje de corrección Oscuro
Este maquillaje hunde y disminuye volumen de las zonas donde lo aplicamos, alejan y nublan.
Puntos del rostro
En el rostro encontramos dos tipos de puntos, sobre los que nos vamos a apoyar para realizar los maquillajes de corrección y que debemos armonizar entre sí:
Puntos activos
Sson los que dan expresión al rostro: ojos, cejas, boca y mejillas
Puntos pasivos
Son los que construyen la estructura del rostro: nariz, barbilla, frente, cuello y orejas
A la hora de disimular un defecto del rostro, no sólo debamos centrarnos en disimular el defecto en cuestión, sino que para conseguir un efecto realmente bueno debemos apoyarnos en el resto de puntos del rostro. Por ejemplo, si queremos disimular
Un ejemplo: si nos encontramos ante una nariz pequeña; para conseguir un efecto completo, además de disimularla, debemos aclarar las cejas, aplicar poco colorete y maquillar los labios en tonos suaves.
Además, debemos tener en cuenta que hay dos puntos relacionados entre sí: las cejas con el labio superior y el mentón con el labio inferior.
Un ejemplo: En la cara cuadrada las cejas y el labio superior irán en triángulo y el mentón y el labio inferior en cuadrado. Así existe en el rostro una armonía.


Fuente:

Quieru

18/08/09



No olvides visitar