martes, 25 de agosto de 2009

Maquillaje de corrección para ojos


Los ojos son el espejo del alma y también uno de los puntos claves del maquillaje; por lo que en este aspecto debemos saber cómo tratarlos para realzar sus virtudes y camuflar sus defectos. De ahí que corregir la forma, posición y tamaño de los ojos es una de las principales preocupaciones del maquillaje de corrección.
Siguiendo con nuestro especial sobre maquillaje de corrección, te contamos todas las claves para que sepas cómo tratar adecuadamente cada tipo de mirada, consiguiendo resultados perfectos. No te pierdas nuestras sencillas claves para conseguir unos ojos que lo digan todo.
Ojos juntos
La línea de ojos desde la mitad al exterior.
Aplicamos sombras claras en el interior y oscuras en el exterior.
La máscara de pestañas la aplicamos en mayor cantidad en el exterior.
Cejas separadas.
Maquillar ojos separados
La línea de ojos más marcada en el interior que en el exterior.
Aplicamos sombras oscuras en el interior y claras en el exterior.
La máscara de pestañas la aplicamos en mayor cantidad en la parte interna.
Cejas juntas y cortas.
Maquillar ojos hundidos
La línea de ojos debe de ser fina y clara.
Perfilar por dentro el ojo con un lápiz claro.
Utilizar sombras claras y brillantes en el párpado móvil y oscuras en el párpado superior.
Poca máscara de pestañas.
Cejas finas y claras.
Maquillar ojos prominentes, salientes (o saltones)
La línea de ojos oscura y gruesa.
Perfilar por dentro el ojo con un lápiz oscuro.
Utilizar sombras oscuras y mates en el párpado móvil y claras en el párpado superior.
Mucha máscara de pestañas.
Cejas anchas y espesas.
Maquillar ojos redondos
La línea de ojos difuminadas y ligeramente horizontales y largas, tanto en el exterior como en el interior.
Aplicamos sombras oscuras en el interior y claras en el exterior.
La máscara de pestañas la aplicamos en mayor cantidad en el exterior.
Cejas espesas y alargadas hacia el exterior para hacer los ojos más alargados.
Maquillar ojos caidos
La línea de ojos bien marcada en el lacrimal, elevando la terminación para alargarla.
Sombras oscuras en la parte interna y claras en la externa.
Máscara abundante, haciendo hincapié en el interior y en el centro.
Cejas cortas, espesas en el interior y elevadas en el exterior.
Recuerda utilizar siempre productos de maquillaje apropiados para cada tipo y tono de la piel, intensificando más la mirada para maquillajes de noche.
En las siguientes entregas de nuestra serie sobre maquillaje de corrección podrás aprender a mejorar la nariz, los labios y la forma del rostro: no te las pierdas.


Fuente:

Quieru

26/08/09



No olvides visitar