jueves, 4 de diciembre de 2008

Belleza contra el invierno


¿El frío ha secado todo a tu alrededor incluyendo tu piel? ¿Has probado todos los tipos y marcas de cremas hidratantes sin obtener buenos resultados? ¿Estás cansada de esconder tu piel debajo de la ropa? ¡No sufras más! A continuación, te damos algunos consejos para mantener tu piel hidratada, radiante y saludable durante cualquier época del año. ¡Sigue leyendo y atrévete a enseñarla!

¿El frío te da picazón y resequedad en la piel? Te damos la solución para que puedas lucir una piel radiante durante todo el año.
Fotografías relacionadas
Usa bloqueador solar mayor de 15 SPF todos los días. Los rayos ultravioleta del sol dañan la piel produciendo arrugas, resequedad y hasta cáncer.
Evita exponerte al sol durante las horas más fuertes, generalmente de 10 de la mañana a 4 de la tarde.
No fumes, porque las sustancias en el cigarro disminuyen el flujo de sangre de tu piel, dejándola sin oxígeno y nutrientes. Como consecuencia, tu piel perderá elasticidad. Evita los baños largos con agua caliente. Prefiere un baño de 15 minutos con agua tibia para no eliminar totalmente los aceites naturales de tu piel. Usa un jabón para piel delicada con crema o aceite agregado. Al salir del baño, no seques completamente tu cuerpo, sino que deja un poco de humedad sobre la piel y aplícate inmediatamente la crema humectante.
Al elegir una crema humectante, evita las que contengan fragancia en exceso y colorantes. Si sientes que la crema no es suficiente para hidratar, utiliza aceite para bebé. Al rasurarte, asegúrate de remojar tu cuerpo con agua caliente por unos minutos y luego rasurarte en la dirección del crecimiento del vello. Usa una crema para afeitar, nunca lo hagas en seco porque se puede lastimar tu piel.
Lleva una dieta saludable y balanceada que incluya antioxidantes, grasa insaturada, ácidos grasos omega 3 y fibra. Algunos alimentos fuente de estos nutrientes son: las frutas cítricas, las cerezas, las fresas, las peras, el melón, los vegetales de hojas verdes, los espárragos, la berenjena, el apio, la cebolla, los frijoles, las nueces, los pescados grasosos, el aceite de oliva y el aguacate.


Fuente:

El Siglo de Durango

4 de Diciembre de 2008



No olvides visitar