lunes, 1 de diciembre de 2008

Invertir en la imagen, herramienta poderosa para enfrentar la crisis


Cuidar la imagen personal es importante a pesar de lo tiempos de crisis económica que asolan a la población de México y el mundo.
Y es que para muchos los malos tiempos representan una época de descuido personal por considerar que es una frivolidad ocuparse de su apariencia y sobre todo que es un gasto inútil e innecesario invertir en uno mismo.
“Crisis no debe ser sinónimo de abandono del cuidado y arreglo de la imagen individual, al contrario, es propicio para mejorar y dar una buena impresión ante los demás”, aseguró David Navarro Martínez, consultor y director general de Imagen Excellence.
De hecho, refirió, se sorprenderá al saber que en época de crisis el arreglo personal es una de las herramientas más poderosas que existen para no ser despedido.
De actitud El consultor de imagen aclaró que la práctica no sólo abarca la manera de vestir, va mucho más allá, al ser una cuestión de actitud.
“No olvide que 55% de su impacto visual es su apariencia y la manera como viste”. Por eso, sería incongruente ir mal presentado al trabajo, al contrario, aquí aplica el dicho “al mal tiempo buena cara”, porque habrá quien se dé cuenta que bajó la guardia.
“Es entonces cuando pierde puntos que lo ayudarían para ser considerado un miembro indispensable de la compañía”.
Congruencia David Navarro destacó que la imagen representa la confianza que proyecta hacia los demás.
“Tú eres la marca y tu apariencia es un logotipo”. Reiteró que por ello hay que redoblar esfuerzos en la apariencia, acompañado de una actitud positiva para no reflejar una época de austeridad sino de confianza hacia el futuro.
El consultor recomendó ser congruentes a la par de nuestra forma de ser y de la profesión que ejercemos.
Por ejemplo, los hombres que se dedican a los negocios en el área bancaria, bursátil, de seguros y ventas, no es elegante que porten joyas muy vistosas, tal es el caso del anillo de la escuela donde se graduó, cadenas y esclavas.
“Lo único que sí se permite, pero sólo si son casados es el uso de la argolla de matrimonio”.
Yerros masculinos Explicó que un error muy común que comenten los hombres de negocios es escoger la talla incorrecta en trajes, así como el uso erróneo de cuellos de camisa.
“Pero definitivamente lo que más les falla es la colocación de la corbata, que es una prenda que agrega elegancia y poder y que debe ir a la altura de la hebilla del cinturón.
Un aspecto que también descuidan son los zapatos, “creemos que se bolean solos”. El calzado sucio, significa desorganización y falta de profesionalismo.
“Es contradictorio que el ejecutivo diga que usted está en las mejores manos y los zapatos sin bolear”.
La recomendación es utilizar un calzado con agujetas y suela de cuero, si viste un traje completo.
Pero si decide ir casual, añadió, calzar mocasines sin adornos y suela de cuero, eso brinda mayor confianza y seguridad a las personas con las que tiene que interactuar y sobre todo se ve seguro de sí mismo.
Entre el éxito y fracaso La imagen del recurso humano de una empresa hace la diferencia y refleja éxito.
Por eso es recomendable acudir con un buen asesor, quien puede orientar tanto en lo individual como en grupo a los empleados de una compañía.
Los costos de las asesorías oscilan entre 6,500 pesos en imagen y para los directivos entre 20,000 y 30,000 pesos.
Son cursos personalizados en donde se abordan temas como lenguaje corporal e incluso redacción.
La duración depende del caso, pero en imagen es de tres días y el más completo de 15 días a un mes.
Se analiza el perfil de la persona, por lo que incluye la edad, tipo de cara y cuerpo, puesto, compañía a la que pertenece y la meta que quiere lograr.
A su vez acuden al domicilio de la persona para sugerirle combinaciones con el guardarropa que posee. jlanzagorta@eleconomista.com.mx


Fuente:

El porvenir.com

1 de Diciembre de 2008



No olvides visitar