lunes, 8 de diciembre de 2008

Mesas navideñas para dejar boquiabiertos a los invitados



SI USTED ES de las personas que cree que la decoración no es lo suyo y optará en esta Navidad porque su mesa luzca igual que siempre, piénselo bien. Es posible lograr que el centro de reunión familiar se vea bien y arreglarla con un sello propio.El truco está en la practicidad. Si nunca decoró su mesa para las fiestas, para empezar, use lo que tiene a mano. “Una jarra antigua o de líneas modernas siempre queda bien como florero”, recomienda la tienda norteamericana Better Homes and Gardens.Esos grandes frascos que no quiso tirar ahora le servirán para hacer originales centros de mesa. “Las frutas, verduras y hierbas frescas dan un toque de color y formas sorprendente y llamativo”, afirmó Bahareh Ramin de The Phelps Group.Ramin sugiere además, combinar en un recipiente transparente: granadillas, limones e higos.Otras ideasEstá bien si tiene elementos que no combinan del todo o de diferentes estilos. Si rompe un poco con las tradiciones puede dejar que su personalidad se exprese.Nunca olvide la practicidad. Si no tiene vajilla de postre, use las copas de martini, los vasos de whisky o la cristalería que tenga.Si va a colocar un centro de mesa, tenga presente que no puede interferir en la visión de los comensales.Respecto al número de vasos que se deben servir por invitado, las reglas de etiqueta indican que, mínimo, debe haber dos vasos, uno para el vino y otro para el agua. El secreto está en no servir mucha variedad de líquidos, lo que no significa matar de sed a los invitados.Ponga un poco de brillo: las sencillas velitas de té en diferentes variedades de recipientes, como un vaso de color que quedó sin compañeros, una cajita de bisutería o un platito decorado, harán la cena más acogedora.Decididamente informalNo se acompleje si no pudo copiar alguno de los infinitos estilos de decoración que ha visto por todos lados. Tradición no implica formalidad o estricta elegancia y suntuosidad.Las fiestas de café y postres o una mesa de cóctel en la sala son una alternativa a una elaborada cena sentados a la mesa grande. Puede crear una divertida barra de café y servir los postres que compró o cocinó y, porqué no, los que trajeron los invitados.Una de las decoraciones más populares son los centros de mesa, y es solamente aquel que adorna la mesa de la cena de la noche de Navidad. Existe una enorme variedad de materia prima para elaborar centros de mesa deslumbrantes, que no van a querer esperar hasta el 24 de diciembre para ser exhibidos. Aprovechando los adornos que no colocó en el árbol y algunas velas, agréguele alguno de los mejores adornos que brinda la naturaleza: ramas de pino, hojas secas, piñas, bayas rojas, ramas de canela, nueces o lo que se le ocurra para darle un toque a la mesa de la sala, a la mesa del hall de entrada, al espacio sobre la estufa o a la mesa de la cocina.En conclusión, una buena decoración de la mesa para las fiestas debe partir de la creatividad. Evite los excesos y déle rienda suelta a su espíritu navideño.


Fuente:

Cope.es

8 de Diciembre de 2008



No olvides visitar